4 Consejos para internacionalizar tu negocio… y no morir en el intento

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Una de las salidas que han hallado los profesionales y industrias españolas para capear preferible esta crisis global es emprender procesos de internacionalización. En nuestra agencia de traduccion, lo entendemos bien porque en los últimos dos o 3 años varios de nuestros usuarios de toda la vida nos han responsable la traducción de todo ese material corporativo tan imprescindible para inventar negocios en otros países. Por supuesto, cada emprendedor tiene una idea mas o menos clara de por dónde comenzar y, si no lo tiene,  en Internet encontrará muchos, muchísimos textos, sugerencias y demás para intentar abrir comercio en el exterior. Pero ¿son todos esos sugerencias válidos? ¿Están pensados para las funciones propias de una joven compañia recién estrenada? ¿Todos los empresarios (tú) tienen a su alcance las tools que proponen los gurús para vender fuera de España? Creemos que no.

Así que cuando nos admitieron participar en este completo blogger de “emprendedores.co” pensamos que la preferible idea era escribir un texto sobre un tema que entendemos bien porque lo hemos vivido en nuestras propias carnes: sugerencias prácticos, reales y realistas para abordar un proceso de internacionalización con mayor certificado de éxito. Ojo, no estamos prometiendo que si sigues estos sugerencias tu compañia se hará de oro de la noche a la mañana. Ten en cuenta que deberás que dedicar el 80% de tu tiempo despierto a cumplir tus sueños empresariales; ya te podrias ir olvidando de Puentes, fines de semana o días libres durante algún tiempo y, sí, vas a tener que descuidar a tu familia, a tus amiguitos y hasta a tu mascota. ¿Tendrás éxito? No lo sabemos, sin embargo sí que estamos seguros de que las siguientes pautas o recomendaciones se ajustan bien a la idiosincrasia del sueño de un emprendedor tipo, un emprendedor como lo fue y lo continua siendo.

Consejo 1: la información continua siendo poder.

Una de las escasas mejorías que tiene intentar exportar en una comunidad tan globalizada como la nuestra es el camino a la información. Hace no tantos años lograr una colección de documentación fiable sobre precios de comercio en otros países, rivales primordiales y secundarios, estadisticas sobre consumo y rentas, etc., etc., era casi una misión imposible. Hoy en dia es mucho mas sencillo, sin embargo atención, el mismo volumen inmenso de información puede inventar que te ahogues en ella. Nuestro consejo es que te hagas un cronograma clarito de cuántos días y cuántas horas vas a dedicar a esta significativo tarea. Márcate una fecha de comienzo y otra de redacción de conclusiones. Si no haces esto… sencillamente caerás como un pescadito en esa red inconmensurable llamada Internet.

internacionalizar un negocio

Consejo 2: la extrema especialización no es rentable.

¿Te extraña esta afirmación? Realmente no es nuestra, sino de Robert Toru Kiyosaki, un polifacético empresario, escritor y gurú de los negocios que hace unos años asombró al sector financiero mundial con su polémico libro “Padre rico, padre pobre” (2000). Leímos este libro hace unos años para preparar la traducción de un libro sobre educación financiera y, francamente, varias de las palabras de este polémico inventor siguen siendo las guías de vuestro saber inventar empresarial.

Internacionalización

Bien, a lo que vamos, ¿por qué no es buena idea que te especialices radicalmente en tu proceso de internacionalización? Según Kiyosaki, brindar un solo producto en una comunidad que cambia casi cada minuto es un error. Sí es correcto que lo que ofrezcas sea especial, sea distinto a lo que entregan tus rivales directos pero, dicho en vuestro propio idioma, poner un solo huevo en la cesta no es la preferible idea para ir al comercio en un planeta tan dinámico, voluble y sujeto a caprichos varias veces inexplicables.

Consejo 3: adapta tu producto o servicio.

¿Recuerdas un coche que se llamaba “Mazda Laputa”? ¿Y aquel que se intentó comercializar con el hermoso nombre de “Ford Corrida”? Hace unos años la todopoderosa empresa automovilística mundial intentó introducir en el comercio hispano varios ejemplos de autos con nombres, digamos, desafortunados. Este es un simple ejemplo de como un producto genial puede fracasar porque alguien se olvidó de aprender el lenguaje del público que lo iba a comprar, sin embargo además es un excelente ejemplo de la importancia de ajustar productos y beneficios al comercio local donde se exportarán.

En el sector de la traducción y la interpretación, esta etapa previa de exploración y analisis del lenguaje del comercio receptor se denomina “localización” y eso es exactamente lo que te sugerimos: explora bien el comercio al que vas a intentar llegar. Estudia, analiza, ve a entrevistas internacionales, habla con representantes de las Cámaras de Comercio locales, consulta con una administración de traducción profesional… Haz un buen trabajo previo ajustando tu producto o servicio al usuario al que vas a intentar enamorar.

Consejo 4: lo bueno, si breve, dos veces bueno.

El último consejo llega directo de la pluma de nuestros traductores profesionales, esas individuos que traducen a diario multitud de textos, presentaciones multimedia y paginas web(www) de los empresarios como tú. “Lo bueno si breve, dos veces bueno” es uno de los varios refranes que nos ha dejado la cultura famoso y que es no cierto, sino ciertísimo. Olvídate de intentar contar tu idea empresarial – tu sueño – con todo lujo de detalles. No inviertas tiempo y energía en inventar una alucinante exposición multimedia de 100 diapositivas; acorta los textos que hablan de tu preparación académica y la de tus socios, no caigas en la tentacion de creer que una pagina web(www) debe tener la longitud de la Biblia, olvídate de cargar en tu entorno web(www) esos traductores automáticos que intentan traducir tus textos a mil y un idiomas… Sé breve y ajusta bien los contenidos que lances a tus próximos inversores. Habla su lenguaje o, en su defecto, el lenguaje universal, el inglés. Y, sobre todo, confía en tu capacidad de síntesis y de convicción. Recuerda los sugerencias de los abuelos, serás dos veces bueno, si eres dos veces breve.

¡Suerte emprendedores!

Comparte con tus amigos








Enviar

El capítulo 4 Consejos para internacionalizar tu negocio… y no morir en el intento muestra termina en vuestro blogger Comunidad de Emprendedores.

Comunidad de Emprendedores



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario