Apple y la obsolescencia programada

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

El tema saltó hace pocos días en un hilo de Reddit en el que un cliente comentó como su iPhone® 6S había mejorado de forma apreciable su rendimiento tras haber reemplazado su batería, hilo que continuó en MacRumors con la acusación de que la compañia estaba, de forma intencionada, reduciendo el rendimiento de sus dispositivos mas antiguos en función del estado de su batería, aparentemente para llevar a los visitantes a decidirse a cambiarlos por ejemplos nuevos.

La idea encajaba perfectamente en el discurso de la obsolescencia programada, y se extendió inmediatamente por la web(www) en forma de acusaciones a la compañía, que admitió la práctica sin embargo negó que se debiese a un intento de crear que los visitantes reemplazaran sus smartphones por nuevos modelos, y aclaró que la destreza era, en realidad, una forma de eludir problemas de funcionamiento tales como resets involuntarios debidos a una falta de rendimiento de las baterías a medida que envejecían.

Que las baterías envejezcan es algo inevitable, un simple proceso químico derivado del movimiento de los iones de litio por el ánodo de óxido de níquel en el proceso de descarga, que genera diminutos cambios en el material que reducen su capacidad, al tiempo que en el cátodo se forma también una corteza eléctricamente aislante que provoca el mismo efecto. Con el paso del tiempo, o también en circunstancias de frío intenso o de niveles de carga bajos, esa degradación de la batería impide que suministre los niveles de corriente adecuados para definidos procesos, lo que podría provocar su interrupción y el reset del terminal. Para evitarlo, lo que la compañia hace es reducir el rendimiento del smartphone, con lo que evita el problema, a cambio de que el usuario, lógicamente, perciba que “su equipo va mas lento” y se plantee cambiarlo – cuando en realidad, si quisiese continuar usándolo, le bastaría con convertir su batería. Por supuesto, que tu smartphone vaya mas lento parece un dilema menor frente a la oportunidad que se resetee de forma sistemática cuando alcanza un nivel de batería determinado, sin embargo la falta de transparencia de Apple® con el tema – o la falta de transparencia de Apple® en general – ha generado un dilema de desinformación que sintonizaba muy bien con una narrativa previa existente, la leyenda de que la compañia “te estropeaba” el iPhone antiguo para que te tuvieras que comprar el nuevo.

Por supuesto, a nadie con un mínimo conocimiento de negocios se le escapa que la idea de la obsolescencia programada aplicada de esa forma es absurda e insostenible: Apple® gana muchísimo dinero, mucho mas que ninguna otra compañia – más de 1,400 dólares… por segundo!! – y especialmente gracias a sus smartphones, sin embargo si tus dispositivos, de forma sistemática, se estropeasen o empezasen a ir mas lentos cada vez que la compañia saca uno nuevo, muy posiblemente terminarías por comprarte uno de otra marca, o inclusive promoverías una acusa colectiva contra la compañia por practicas perjudiciales contra el cliente que tendría suficientes oportunidades de vencer en los tribunales. La estrategia, por mas que pueda sonar bien en un 1° análisis, no tiene sentido economico y no sería jamás sostenible.

Que la compañia gestione sus terminales de esta forma, lo haya hecho ya con 2 ejemplos y afirme que va a continuar haciéndolo en ejemplos cercanos puede ser razonable, sin embargo para eludir problemas reputacionales, razones plantearse no solo explicarlo adecuadamente – pese a que pueda parecer complejo – sino además, fomentar aplicaciones de reemplazo de batería a precios razonables para aquellos visitantes que prefieren continuar usando sus dispositivos antiguos porque les parece que funcionan razonablemente bien, y que podrían eludir esas caídas en su rendimiento diseñadas para eludir problemas simplemente sustituyendo su batería. En España, el cambio de batería de cualquier iPhone® fuera del período de certificado tiene un valor de 89 euros, que varios podrían considerar razonable para prolongar la vida de un equipo con el que están satisfechos, y puede también hacerse, con un mínimo de habilidad, por menos dinero adquiriendo una batería y cambiándola uno mismo con guías paso a paso perfectamente detalladas como las de iFixit, que implican perder una certificado que probablemente, a esas alturas de la vida del terminal, haya expirado en cualquier caso.

Hace ya mucho tiempo que un smartphone no es un simple teléfono: ahora contamos de un intenso computador de saquillo del que dependemos para cada vez mas cosas, y parece razonable pensar que sufra problemas de durabilidad. Cada vez más, lo normal será adquirir una cultura sobre nuestros dispositivos que nos permita comprender sencillamente determinadas decisiones que, nada mas escucharlas, podrían resultar casi escandalosas. ¿Degrada Apple® las prestaciones de tu equipo cuando envejece? Sí. Lo hace para que te cambies y vender así mas iPhones nuevos? No, lo hace para eludir que empiece a tener resets habituales – algo que me ha sucedido con algunos dispositivos, y no todos ellos de Apple® – y termine proporcionándote un desastre de destreza de usuario. A partir de ahí, hagámonos la composición de lugar que queramos, sospechemos o dejemos de sospechar si esa caída en las prestaciones de la batería coincide o no de forma sospechosa con la salida de un nuevo prototipo de terminal, y sobre todo, planteémonos opciones al respecto.

La transparencia es una enorme virtud. Posiblemente Apple® razones practicarla un poco más.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario