Claridad para tu emprendimiento

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios


Hay varias deducciones que crean que una persona decida (o no) comenzar un emprendimiento de negocios propio. Este capítulo te dará visibilidad panorámica en favor de tomar una decisión tan importante, con paso firme y una sensación de mayor tranquilidad.

1. ¿Quiero tener un negocio propio, ser empresario, o convertirme en un profesionista independiente?

Muchas veces la idea de desear ser tu propio director es la que marca la diferencia, sin embargo poco se piensa en lo que se quiere realmente. Esos 3 ámbitos implican estructuras, caminos y responsabilidades completamente distintas.

2. ¿Qué del convertirme en cualquiera de estas alternativas es lo que quiero como fin último?

Muchas veces, el origen se da no por lo que se quiere sino por lo que no se quiere. Por ejemplo: no quiero tener jefes, no quiero que otros decidan sobre mi tiempo, no quiero… Y en este sentido observo en emprendedores jóvenes, y no tan jóvenes, confusión al respecto. También existe la creencia que éste es un acceso al éxito, al dinero y a la libertad personal, y en estos ámbitos puede estar el verdadero objetivo, lo que no debe implicar que la vía para obtenerlo sea convertirse en empresario.

3. ¿Mi emprendimiento es lo suficientemente representativo para mí como para crear todo lo imprescindible hasta lograr mi meta?

Esta pregunta, con una doble intención, implica varios precios por pagar que recientemente desconoce el nuevo emprendedor, lo que puede llevar a abandonar el emprendimiento. Si el plano representativo es sólido, lo demás será mucho mas fácil de enfrentar, pues vale la pena.

4. ¿Contemplo los escenarios de forma realista, como para producir un respaldo financiero lo suficientemente profundo para mí y mi familia, negocio o emprendimiento?

Muchas veces los emprendedores se casan con una idea de triunfo seguro, por sus productos o servicios, y poco aterrizan lo que hay que crear para conseguirlo, pues lo desconocen. La idea no es generarte miedo, sino brindarte protección para que des un paso firme.

5. ¿Qué requiero yo y mi negocio (diferéncialo) en estructuras y conocimientos de apoyo para concretarlo?

Este espacio es clave, pues comenzar un negocio o emprendimiento propio es un terreno desconocido para muchos. Estoy seguro de que lo que podrias requerir, alguien mas lo tendrá. En este sentido lo representativo es que seas inteligente y aceptes qué es aquello que te hace falta, para aprenderlo o apalancarlo con terceros.

6. ¿Qué requiero yo y mi negocio (diferéncialo) en cualidades de apoyo para concretarlo?

Este ámbito es tan representativo como el anterior, porque en el tema de negocios, las habilidades cuentan tanto como las estructuras; inclusive existen cualidades que te aceptan producir estructuras sólidas. Por ejemplo: ventas con abordaje por perfilamiento.

Previo a la pregunta 7

En la metodología que trabajo en consultorio diariamente, estructuro 6 esferas de desarrollo en las que se ve implicada una compañia de cualquier nivel, negocio o emprendimiento personal:

a)   Concepción

b)   Aterrizaje

c)   Estructura

d)   Estrategia

e)   Táctica y acción

f)    Resultado

Esto sólo puede ser equivalente a concreción de objetivos o no concreción de los mismos. De ahí la séptima pregunta:

7. ¿Qué me hace falta en cada etapa del proceso?

Si no es la 1ª vez que emprendes y abandonaste el anterior emprendimiento, ¿qué te ha detenido en otras ocasiones, que te hizo falta o que pasó?

Si no abandonaste y concretaste exitosamente, ¿qué hiciste bien que podrias repetir en esta ocasión, qué de aquella fórmula puede ser de precio ahora?

Si algo te detiene y no descubres qué es, pide apoyo, apaláncalo o delégalo, sin embargo no lo dejes. ¡Hazlo efectivo!

autor: Alejandro Meza. Coach creador de Impulso Humano México. Desarrollador de metodologías poco convencionales en Coaching y Capacitación para instituciones y empresarios.
fuente: Forbes (México)


Emprendedores News



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario