Cómo ahorrar en el Impuesto de Sociedades a través de la consolidación fiscal

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Es muy usual que las tareas empresariales se elaboren desde mas de una sociedad, siendo frecuente –por motivos organizativos, comerciales, laborales, fiscales, etc.- la colaboración de multiples entidades, bajo la misma propiedad y dirección (grupos de sociedades) para desarrollarlas.

Ocurre además que varias de esas sociedades tienen cuantiosas pérdidas continuadas o generan deducciones fiscales, ejercicio tras ejercicio, que se van acumulando en sus Impuestos de Sociedades sin poder ser aplicadas. Al mismo tiempo, las otras sociedades del grupo obtienen beneficios y pagan impuestos por ello, produciéndose, en conjunto, una tributación mayor que la que soportarían si la version se realizase desde una unica sociedad.

Hasta el ejercicio 2012, si una compañia tenía colaboración en otra sociedad, española o extranjera, podía deducir, como gasto, las pérdidas de la misma vía dotación contable del deterioro. De esta manera, la comunidad podía disminuir su tributación aprovechando rápidamente las pérdidas en sus participadas, sin necesidad de permanecer a que las mismas entrasen en la senda de beneficios.

Sin embargo, desde 2013, los deterioros contables ya no son deducibles fiscalmente, de forma que sólo pueden aplicarse las pérdidas en sociedades participadas cuando, en el futuro, en las mismas se logre sacar servicios bastantes para cubrirlas, lo cual en varios casos no ocurre nunca.

En definitiva, la existencia de grupos de sociedades genera, en el Impuesto de Sociedades, ciertas ineficiencias fiscales en relación a la tributación de una sola sociedad.

La circuntancia descrita, en no escasas ocasiones, conduce a que los emprendedores frustrados por no poder aprovechar las pérdidas, razones o deterioros de unas sociedades, en beneficio de las otras del grupo, acaban forzando facturaciones entre las diferentes entidades para equilibrar sus beneficios, con el consiguiente riesgo fiscal, en forma de sanciones, que ello comporta.

Para eludir todo ello, la Ley del Impuesto de Sociedades regula el designado Régimen de Consolidación Fiscal, que proporciona fundamentales ventajas en relación a la tributación individual de las sociedades pertenecientes a un clan  y elimina las ineficiencias anteriormente señaladas.

Ventaja 1. Compensación de pérdidas de una comunidad con beneficio de otra

El 1° paso para calcular la base imponible consolidada es la agregación, por simple suma algebraica, de las bases imponibles individuales de cada comunidad del grupo.

De esta forma, a diferencia de lo que ocurre cuando tributan individualmente, las bases imponibles negativas generadas en el ejercicio por sociedades con pérdidas, compensan a las bases imponibles positivas generadas por otras con beneficios, tributándose por el neto.

Por tanto, salvo que la suma de bases sea negativa, desde que se comienza la tributación consolidada, ya no se produce el arrastre año tras año de bases imponibles negativas que jamás son compensadas.

Ventaja 2. Eliminación de resultados por operaciones internas

En la tributación consolidada, los resultados conseguidos en las operaciones intragrupo con existencias, inmovilizado, dividendos y deterioros son eliminados. En la tributación individual, los servicios conseguidos en la comunidad vendedora por operaciones entre industrias del Grupo tributan en el ejercicio en que se producen. En la consolidación fiscal dicho beneficio se elimina quedando diferido a su transmisión fuera delgrupo fiscal (la cual, quizás, no se produzca nunca).

Ventaja 3. Mayor velocidad en la app de deducciones

Es frecuente que una comunidad del clan sea la que consigue y acredita deducciones fiscales, sin embargo no puede aplicarlas por encontrarse en pérdidas o por no tener cuota íntegra suficiente, mientras otras sociedades del grupo pagan impuestos.

Al equivalente que ocurre con las bases imponibles negativas, en el régimen de consolidación fiscal es factible aplicar en la declaración consolidada, desde el ejercicio en que se opta por el régimen, deducciones obtenidas y acreditadas por una comunidad que consigue pérdidas, aprovechándose así el conjunto del clan de las mismas.

Además, debe tenerse en cuenta que los límites (25% ó 50%) de app de las razones por inversión sobre la cuota íntegra se calculan en función de la cuota consolidada, lo cual simboliza una ventaja, ya que, normalmente, será superior que la individual de la comunidad que las acreditó.

 En definitiva, el régimen de consolidación acepta una mayor velocidad y eficacia en la absorción de deducciones.

Ventaja 4. Eliminación de las obligaciones de documentación de operaciones vinculadas

De convenio con la norma contable y fiscal, todas las operaciones vinculadas deben realizarse a precios de mercado.

Además, cuando la compañia no es de reducida dimensiónresultan exigibles fundamentales y farragosas obligaciones de documentación: el máster file.

Pues bien, pese a que la necesidad de efectuar las operaciones a precios de comercio subsiste, con el régimen de consolidación, se exime al clan de la necesidad de documentar las operaciones vinculadas realizadas en el seno del mismo.

Es decir, si se tributa en el régimen de declaración consolidada, no hay que crear máster file sobre las operaciones entre las industrias que componen el Grupo fiscal.

En Blog de Sage | ¿Cómo eludir las sanciones de Hacienda? La presunción de inocencia

La entrada Cómo economizar en el Impuesto de Sociedades a través de la consolidación fiscal en Blog Sage Experience.

Blog Sage Experience



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario