Contextualizando los seguros

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Una startup aseguradora norteamericana, Root, lanza un seguro de automóvil específicamente esquematizado para propietarios de vehículos Tesla, que reduce el valor de la póliza cuanto mas tiempo pasa el automóvil circulando en modo autónomo, asumiendo que el modo autónomo es mucho mas seguro que la conducción manual. Así, si una persona pasa bastante tiempo habitualmente conduciendo en autopista o en condiciones en las que puede activar el modo autónomo, verá la factura de su seguro reducida.

La idea parte de la base de que un automóvil es cada vez mas una plataforma conectada, de la que logramos sacar un flujo permanente de información. Para entrar a una póliza en Root, que cuenta con precios sensiblemente reducidos con respecto a sus competidores, un cliente debe descargarse una app que acepta a la compañia entrar a documentos del GPS y de los acelerómetros y giroscopios del smartphone, lo que posibilita, con el tratamiento adecuado, cotizar las funciones de la conducción. Tras unas 2 o 3 semanas conduciendo con la app, tiempo bastante segun la compañia para que las individuos muestren sus hábitos reales de conducción, el algoritmo tiene una foto del cliente que incorpora desde tiempo de uso del vehículo, hasta cuestiones como si cambia excesivamente de carril, las velocidades a las que circula, si respeta o no las señales de tráfico, o si consulta el equipo mientras conduce. Tras ese período, la compañia asegura no seguir con la monitorización. Los conductores reciben un documento sobre su conducción que rechaza a un 30% de los solicitantes y que acepta a la aseguradora disminuir sus precios, al aceptar solamente lo que considera buenos conductores e maximizar con ello la calidad media de su parque, lo que cree una tasa de siniestralidad total mas reducida.

La compañia no ha contactado aun con Tesla, sin embargo cree que inclusive sin recurrir a los documentos del vehículo, sus algoritmos pueden concluir en qué instantes esta circulado en modo autónomo. La pretensión del creador es llegar a algún tipo de convenio con la compañia que permita usar los documentos de conducción generados por la consola del propio vehículo, lo que permitiría una precisión todavía mayor. Aunque Tesla todavía no se ha pronunciado al respecto, se ha presentado abierta a cotizar oportunidades para que las aseguradoras comprendan el plus de protección que cree para los conductores el uso de su Autopilot. Igualmente, la compañia se ha presentado abierta a la oportunidad de colaborar los documentos generados por sus vehículos con agencias gubernamentales o con otras compañías, y nada parece demostrar que pudiese oponerse a que un propietario, de forma voluntaria, decidiese colaborar los documentos que genera su conducción, con el fin de entrar a una póliza mas barata.

Por otro lado, la propia Tesla parece estar avanzando en la idea de incorporar el seguro de accidentes y el mantenimiento como parte de un pack a medida ofrecido a sus clientes. La iniciación comenzó en el comercio asiático, donde ya la totalidad de los vehículos vendidos por la marca incorporan este pack opcional. El propósito de Tesla es investigar la forma de que las aseguradoras comprendan que sus vehículos son mucho mas seguros que los de otros fabricantes, y que, consecuentemente, la póliza aplicada puede ser sensiblemente mas competitiva. Por el momento, la compañia trabaja en este producto con rivales dentro de la propia empresa aseguradora, sin embargo no ha descartado integrarse ella misma como aseguradora si no es apto de sacar precios adecuados para lo que considera su menor nivel de riesgo.

La idea de asegurar algo en función de los documentos que logramos sacar en un planeta hiperconectado no es totalmente nueva: desde hace varios años, varias compañías aseguradoras aceptan disminuir sus precios si reducimos el riesgo mediante un tecnología, como ocurre con vehículos nuevos cuando instalan, por ejemplo, dispositivos de localización. Sin embargo, a medida que la internet(www) de las cosas se convierte en una realidad, las oportunidades aumentan sensiblemente, e invaden cuestiones que pueden resultar complejas: ¿deberíamos disminuir el importe del seguro de via a una persona de la que entendemos que lleva una vida sano gracias a la pulsera que monitoriza su actividad? ¿Reducir el costo de un seguro de vivienda si los dispositivos conectados que tienen aceptan saber determinadas circunstancias, como alertar de forma temprana de potenciales problemas como una inundación o un incendio? Algunas pólizas de seguro del hogar, de hecho, ya reducen su valor si el propietario posee una alarma establecida en la vivienda, inclusive teniendo en cuenta las prestaciones de la misma.

La idea de disminuir el valor del seguro de un automóvil si los documentos que obtenemos del mismo revelan una conducción segura tiene sentido, sin embargo además lo podría tener el adoptar una granularidad mayor aún: si usar el automóvil en modo autónomo reduce el riesgo y consecuentemente el precio, ¿por qué no pagar seguro solamente cuando el automóvil esta en uso, o cuando esta aparcado en la calle, sin embargo no cuando lo esta tranquilamente aparcado en el garaje de nuestra casa? La idea de seguros sensibles al entorno tiene, en principio, todo el sentido, y podría producir oportunidades competitivas muy interesantes.

¿Cuánto tardaremos en visualizar este tipo de planteamientos en la empresa aseguradora?

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario