Crímenes postmodernos

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

El FBI ha detenido a un individuo de 29 añosJohn R. Rivello, por haber destinado a un periodista del que sabía que era epiléptico, Kurt Eichenwald, un tweet con el GIF animado que muestra en la foto (obviamente sin animación) popular por ser epileptogénico, es decir, por ser potencialmente susceptible de provocar ataques en individuos con epilepsia. Tras la recepcion y visualización, el periodista efectivamente sufrió un ataque. 

El tweet fue destinado por Rivello a través de una cuenta de Twitter® con un nombre falso, @jew_goldstein, ahora suspendida. Tras la correspondiente denuncia del periodista, la guardia solicitó a Twitter® los fragmentos de la cuenta, solicitud a la que la compañia respondió de forma afirmativa, para encontrarse con que el agresor había utilizado un dispositivo prepago adquirido específicamente para ello y pagado en metálico, además de abrir la cuenta con un correo electrónico falso. La compañia que vendió el teléfono, Tracfone, no tenía ningun tipo de información sobre el usuario.

Finalmente, la exploración ofreció un cabo suelto: Rivello utilizó la tarjeta SIM, además de en el dispositivo en cuestión, en un iPhone® seis de su propiedad, lo que hizo que pudiese ser vinculada con una cuenta de iCloud. Una verificación de esa cuenta tras la correspondiente solicitud de información a Apple® permitió hallar datos que mostraban un interes en el periodista, y permitió vincular la tarjeta SIM con Rivello. Aunque tanto Apple® como Twitter® son conocidas por cuidar celosamente la identidad de sus usuarios, sí contribuyan con la guardia cuando las órdenes correspondientes están razonablemente sustentadas.

Kurt Eichenwald es un periodista popular y polémico. De 55 años y con mas de trescientos mil followers en su cuenta de Twitter, es inventor de 4 libros, y ha sido fuertemente crítico con la campaña y las acciones del vigente director Donald Trump, del que se especula que el agresor era ferviente seguidor. Tras la recepcion del tweet, la mujer de Eichenwald lo encontró en el suelo, con el GIF reproduciéndose en la pantalla de su smartphone, y tras avisar a emergencias, respondió al agresor usando la cuenta de su marido. Según su abogado, como consecuencia del combate y la caída, el periodista estuvo incapacitado durante muchos días, olvidó sensibilidad en su mano izquierda y tuvo problemas con el habla durante algunas semanas.

Desde aquel 1° envío, el periodista, que adopta ya las oportunas precauciones a la hora de abrir sus mensajes, ha recibido GIFs motivados similares de otras cuarenta cuentas, que están siendo igualmente investigadas por el FBI e inculpadas con un delito de asalto con arma mortal y otro de odio. En los tiempos que vivimos, un arma mortal ya no es necesariamente una pistola o un cuchillo, sino que puede ser un GIF animado, y el supuestamente inocente hecho de enviarlo a través de Twitter® puede justificadamente constituir un delito de asalto.

No importa de qué tecnología hablemos, ni hasta qué punto parezca inocente o inofensiva: siempre aparecerán criminales con ideas peregrinas para utilizarla. Enviar un GIF puede parecer un acto fácil e inocente, sin embargo además puede no serlo: un simple GIF puede ser un arma potencialmente peligrosa segun a quién y con qué pretensiones lo enviemos. Y un delito de asalto, de odio o de cualquier otro tipo puede serlo independientemente del arma o del canal aprovechado para cometerlo.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario