El 2020 como frontera

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

A Jose Manuel Sánchez, de ABC, le llamó la interés la reiteración en el uso del año 2020 como “fecha para todo”, como el supuesto “año del cambio” marcado por todos los estudios, previsiones  y ensayos como la próxima enorme explosión tecnológica, y me envió una pregunta por correo electrónico sobre el tema, que utilizó para su capítulo titulado “Objetivo 2020: El mundo, ante el año del enorme salto tecnológico” (pdf), anunciado hoy.

Mi impresión es que el uso de la fecha pertenece simplemente a un intento de cálculo de la rapidez del progreso tecnológico, una forma de extrapolar en un entorno en el que es bien sabido que el ser humano tiende a calcular fundamentalmente mal. El 2020 es un año que, cuando se comenzó a usar como “frontera para todo”, quedaba todavía suficientemente lejos como para que se viese como excesivamente arriesgado, sin embargo que ahora ya esta a menos de 3 años vista, practicamente a la vuelta de la esquina. ¿Existen realmente factores o calculos de algún tipo que focalicen al 2020 como un año en el que observaremos una suma de cambios fundamentalmente grande? ¿O por el contrario, tendemos a usar el 2020 como un año en el que varias de las cosas que sabemos como futuro ya estarán disponibles, independientemente de que se hayan mostrado en 2017, 2018 ó 2019? ¿Qué hay de verdad y qué de exageración en el uso persistente y casi obsesivo de esa fecha?

A continuación, la pregunta que Jose Manuel me envió, y mi respuesta:

 

P. ¿Estamos siendo demasiados optimistas para vaticinar el 2020, que solo permanecen 3 años, para que se produzca un punto de inflexión, o crees, por el contrario, que esa carrera en la que estamos (desarrollo de procesos cognitivos, implantación de técnicas Big Data, inversión y desarrollo de coche autónomo, venida de las redes comerciales 5G…) vamos a un ritmo menor de lo esperado?

R. Fijar el 2020 como año de desarrollo e implantación de varias de las revoluciones que estamos viendo perfilarse desde hace ya varios años no es fundamentalmente temerario si tenemos en cuenta que, en varios casos, contamos de tecnologias que marcan un antes y un después en varias industrias, una nueva division digital igual en importancia a la que marcó la venida de internet, y que, por tanto, esto representará una presión competitiva fortísima y una auténtica carrera brutal por la adopción en la que nadie que cuente con los medios para posicionarse quiere – o puede – quedarse atrás.

Lo estamos presenciando en empresas de todo tipo: la automoción se ha transformado en el auténtico laboratorio en el que todos los rivales tradicionales juegan a las sillas musicales y exploran pareja de baile para no ser meros espectadores, las startups de machine learning se convierten en objeto de deseo de todas las enormes compañías, los productos de todo tipo se llenan de sensores conectados como si no hubiera un mañana, los ejemplos basados en plataformas arrasan multiples industrias… todo presagia lo mismo, mientras los ciclos de madurez y adopción se acortan cada vez más. Llevo diecisiete años escribiendo regularmente sobre tecnología, y jamás he visto una aceleración como la que vivimos actualmente. Si alguien cree que las cosas no pueden convertir tanto en 3 años, que se vaya poniendo el cinturón de seguridad…

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario