El arte de escuchar en las organizaciones

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Cuando tenemos la posibilidad de tomar distancia de la cotidianeidad, logramos ante un stop activo, observar hechos que la vorágine nos impide, como la posibilidad de “escucharnos” para entendernos.

Cuántas veces examinamos que en las instituciones hay problemas de comunicación, hecho que impacta en la gestión de recursos, tanto como en las charlas con clientes, consumidores y obviamente en los negocios.

Comunicarnos es una posibilidad que solicita necesariamente de una escucha activa. Cuantas veces solemos participar de reuniones donde nadie escucha. Cada uno explica su punto de vista y intenta de convencer a los demás de su visión; “oye” sin escuchar, mientras piensa la preferible forma de imponer su idea, para lo que necesariamente debe derribar el punto de vista del que esta hablando. ¿Qué sucedería si en vez derribar la idea ajena, se intentara a través de una escucha activa interpretar lo que dice el otro?

Saber escuchar es un aspecto clave para el desarrollo de las empresas. Esencial a nivel interno, con los colaboradores, para sostener positivo el clima laboral; tanto como a nivel externo, con los clientes, ya que acepta ampliar las posibilidades de negocio. Y si bien el proceso de comunicacion tiene varias etapas, la clave es la escucha. Escuchar no es oír. El oir es siempre activo: implica dar sentido al mencionar del otro, interpretar lo que se esta hablando.

Goleman en sus investigaciones sobre la Inteligencia Emocional, identificó “El arte de saber escuchar” entre las primordiales cualidades de las individuos con altos niveles de inteligencia emocional. La considera como la 1ª de las aptitudes para las relaciones interpersonales, lo que posibilita entender a los demás: observar sentimientos y perspectivas ajenas, e interesarse por sus preocupaciones.

El arte de oir debe incorporar varias normas como:

  1. Escuchar todo el sms y relevar los puntos clave.
  2. Una escucha activa optimista.
  3. Limpiar tu mente de ideas propias y oir las del otro.
  4. Mantener tu mente abierta e interesada.
  5. Percibir los sentimientos y despues aportar los tuyos propios.

Saber oir también de ser productivo a la organización, genera servicios confidenciales en el colaborador: eleva la autoestima del que habla, ya que siente que lo que dice es significativo para quien lo escucha y, con esto, la comunicacion y la interrelación se crean mas fluidas, respetuosas y agradables. Le acepta al que escucha reconocer intereses y sentimientos del que habla y, de esta forma, puede ser mas efectivo en la comunicacion con su interlocutor. Se reducen las potencialidades de enfrentamientos por malas interpretaciones en las comunicaciones.  Se practica de los conocimientos y percepciones del otro. Y pueden ampliar el marco de referencia, cultura e intereses del que escucha.

Para oir hay que esforzarse. El pensamiento rompe la barrera del sonido. Pensamos mas veloz de lo que hablamos. Esta es una posibilidad que te puede permitir sacar tiempo para quedarte con las ideas clave; en un silencio, exterior e interior. Ideal para estos tiempos de hiperconectividad.

Carolina Buira, Socia de Humanbrand

La entrada El arte de oir en las organizaciones muestra 1° en Emprendedores News.


Emprendedores News



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario