El smartphone como arma de distracción masiva

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Joseba Elola, de El País, me llamó por dispositivo para hablar sobre la idea de que el smartphone es una especie de condena que nos impide trabajar y concentrarnos, un arma de distracción extensiva peligrosa que, de alguna manera, nos perjudica. Ayer domingo publicó su capítulo titulado “Móviles: el smartphone, ese arma de destrucción masiva” (pdf), en el que recoge fenomenalmente bien algunos de mis comentarios, contrarios en origen a la tesis primordial expuesta en el titulo y defendidas por algunos de los entrevistados.

Veamos: por supuesto, el smartphone, con sus continuas alertas de todo tipo, es susceptible de producir distracciones. Estamos hablando no de un teléfono, que ya de por sí lleva varias décadas distrayéndonos, sino de un poderoso computador de saquillo que nos conecta con todo, en todo momento, y que tenemos invariablemente siempre a vuestro lado. Sin embargo, eso no es nada que deba preocuparnos especialmente. De hecho, a varios nos resultaría una fuente de distracción mayor apartarnos del smartphone y estar pensando si habremos recibido o no alguna notificación o si habrá pasado algo. Simplemente, contamos de un nuevo entorno del que el smartphone forma parte, de un elemento que decide nuestra forma de trabajar, y al que resulta absurdo intentar renunciar.

Trabajar con interrupciones es algo que hay que entrenar, y que se supera perfectamente a lo largo del tiempo. Yo trabajo de forma usual con unas 10 pestañas de browser abierto por las que me paseo rutinariamente cada poco tiempo, también de con mi movil cargando encima de la mesa que, en varias ocasiones, utilizo como pantalla subrogada. A lo largo del tiempo, he conseguido verificar como esa circunstancia esta muy lejos de convertirme en improductivo: obviamente, ha afectado mi forma de trabajar, sin embargo no de forma negativa, sino todo lo contrario. Me considero una persona extremadamente productiva que depende, además, de un factor tan voluble como la inspiración y la creatividad, y lo que ha sucedido a lo largo del tiempo es, simplemente, que he ajustado mi forma de trabajar, y he practicado a acceder y salir mas sencillamente del estado de concentración imprescindible para ser productivo.

Que el smartphone nos resulte una distracción es simplemente algo que ocurre cuando todavía no hemos conseguido introducirlo adecuadamente como elemento del entorno. A partir de esa 1ª etapa en la que puede que nos resulte relativamente incómodo, vuestro cerebro lleva a cabo un proceso de adaptación al nuevo entorno – en los mas jóvenes, ese proceso ocurre de forma mas natural, porque no precisan de un desaprendizaje derivado de haber popular otras formas de trabajar – y crea capacidades para ello. Si crees que el smartphone te molesta y te hace mas improductivo, no intentes retirar de tu mesa un elemento elemental en tu conexión con el mundo: haz exactamente lo contrario. Acostúmbrate a trabajar con él, a mantenerlo al lado, a utilizarlo para introducir pequeñas pausas o para determinadas tareas. Al cabo de un tiempo, habrás construido una capacidad para concentrarte en actividades que requieran interés en un tiempo menor, y no deberás ningun problema. Todas esas ideas sobre la incapacidad del cerebro para la multitarea no son mas que mitos. Nuestro cerebro es mucho mas intenso de lo que piensan algunos.

No, el smartphone no esta dando lugar a una generación de torpes distraídos incapaces de concentrarse. No es verdad. Los documentos y tests de aptitud muestran que las generaciones mas jóvenes desarrollan preferible su comprensión lectora y su expresión escrita, y que las informativos medias en tests estandarizados no han disminuido, sino que han aumentado, a pesar de tener un smartphone en las manos en todo momento. Dejémonos de dramatizar con ideas apocalípticas y de lanzar el fin de la capacidad del individuo para concentrarse, e introduzcamos en vuestro entorno aquellas tecnologias que han llegado a él de forma natural y que tienen, de hecho, mucho que aportar.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario