Hablando sobre internet y periodismo en El Correo Gallego

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Xavier Cea, de El Correo Gallego, me llamó por dispositivo para hablar sobre la evolución de internet(www) y su choque sobre el periodismo, y el pasado dia 1 publicó la conferencia a doble pagina bajo el titulo “El periodismo ciudadano como tal no existe” (pdf), una idea en la que llevo insistiendo durante mucho tiempo.

A la hora de producir información, no todos somos iguales. Cualquiera puede, con mayor o menor corrección, escribir sobre algo que ha pasado. Si además estaba cerca cuando pasó, podrá realizarlo teniendo el conocimiento directo de lo que vieron sus ojos o de lo que interpretó que estaba ocurriendo, sin embargo eso no lo convierte en periodista, sino simplemente en testigo presencial que cuenta lo que ha visto.

El periodismo, como tal, debe ser capaz de tomar esa lista de componentes que vieron e interpretaron los que estaban en el lugar de los hechos, y, utilizándolos como fuentes, verificando los hechos, aplicando principios que admitan sostener una confianza y una credibilidad, y probablemente complementándolos con información adicional, convertirlos en una novedad con sentido. El llamado periodismo ciudadano no es mas que la oportunidad que la tecnología nos promete de que las individuos que ven algo, puedan contarla con escasas barreras de entrada a través de medios dotados de una grande sencillez e inmediatez, sin embargo el hecho de que utilicemos esos medios para dar una novedad no nos convierte en periodistas. El periodismo es otra cosa, y pretender que cualquiera con un smartphone en la mano es un periodista es como pensar que cualquiera con un bisturí es un cirujano. Hay cualidades inherentes al periodismo que es exacto estudiar y entrenar, sea a través de la formación, de la destreza o de otros métodos, y que tienen mas importancia de la que el término “periodismo ciudadano” en origen les otorga.

Negar el término, en cualquier caso, no implica negar la función. Ciudadanos en origen anónimos y no sujetos a la disciplina periodística formal de un medio han tenido una grande importancia, por ejemplo, a la hora de informar sobre los abusos que tenían lugar en paises en los que los periodistas tradicionales estaban sujetos a medidas de censura, y han conseguido convertirse en fuentes que se ganaban su credibilidad y su confianza novedad a novedad informando a través de blogs(website) y redes sociales como Twitter® o Facebook. Algunos han llegado al punto de perder la vida o ser torturados por informar de esa manera, burlando la censura ejercida sobre medios tradicionales a través de las tools que el avance de la tecnología ponía en sus manos. En la inacabable lista de periodistas fallecidos en zonas de enfrentamientos recientes como Siria, el numero de periodistas etiquetados como “ciudadanos” supera con mucho a los pertenecientes a medios tradicionales. Pero del mismo modo que debemos reconocer la importancia de esa función, debe señalarse además el hecho de que esas figuras tiendan a combinar la función de informar y dar novedades con la del activismo, lo que de forma estricta podría llegar a situarlos en un plano distinto al de un periodismo tradicional que se cree comprometido con la objetividad (aunque esa supuesta “búsqueda de la objetividad” se comprometa en numerosas situaciones en el periodismo tradicional con la existencia de líneas editoriales muy marcadas que aparecen a negar todo vestigio de la misma).

Por otro lado, pese a que la importancia de ser un buen “contador de historias” sin duda se mantenga, la profesión periodística se esta dotando cada vez mas de una caja de tools progresivamente mas sofisticada, apto de agregar todavía mas precio sobre la mera transmisión de información. Pensar que de alguna forma “internet mató al periodismo” es no comprender el precio que como tool y como canal puede llegar a proporcionar, que es mucho. Internet pone a prueba los ejemplos de negocio, proporciona mas poder al lector y evidencia el absurdo de pretender someterle a genuinas torturas absurdas para entrar a la información que quiere leer. Pero en ningun caso quiere mencionar ni que haya que trabajar gratis, ni que sea necesario tener un muro de pago – como tal, es solamente una de las opciones, y no siempre la preferible – ni nada por el estilo. Cuando los editores de periódicos dejen de pelear contra la lógica y contra sí mismos, el periodismo bien entendido y fortalecido con las mejorías de la red habrá ganado muchísimo.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario