Hacia una prohibición de los combustibles fósiles

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Los 4 partidos primordiales de Noruega, tanto de izquierdas como de derechas, acuerdan poner en marcha una nueva política energética que conllevará una prohibición de la venta de vehículos propulsados por combustibles fósiles, tanto gasoil como gasolina, en el año 2025. A partir de ese año, todos los vehículos nuevos vendidos en el país deberán ser completamente eléctricos (no híbridos) o propulsados por hidrógeno.

La iniciación noruega, que ha sido saludada con frenesí en Twitter por el creador de Tesla, Elon Musk, que vendió mas de cincuenta mil de sus vehículos en el país durante el año 2015 y se enfrenta a un 2016 en el que las ventas de vehículos eléctricos, que suponen un 30% sobre el total del parque automovilístico, aumentan por encima del 24%. Noruega es el único país del mundo en el que el Model S de la compañia ha llegado a ser número uno en ventas de vehículos nuevos.

La decisión del país nórdico se une a iniciativas similares que se están discutiendo en paises como Holanda, que igualmente medita una prohibición total de la venta de vehículos de gasoil y gasolina en el año 2025 (aunque el Parlamento se localiza aún dividido al respecto), o de la India, que intenta que la mayoria del parque automovilístico del país sea eléctrico en el año 2030. El caso de Noruega, sin embargo, es atrayente por el hecho de que contamos de un importante productor de petróleo, sin embargo que asimismo es uno de los mas limpios en su generación de energía eléctrica: prácticamente la mayoria de la electricidad del país se genera a partir de centrales hidroeléctricas.

La política de incentivos al automóvil eléctrico en Noruega, tanto fiscales como de otros tipos, ha provocado un veloz incremento de la penetración de este tipo de automóviles. Los importantes incentivos fiscales directos, unidos a la elevada fiscalidad sobre los vehículos de combustibles fósiles, crean que el valor de los eléctricos sea comparable al de los convencionales. Pero además, con un automóvil eléctrico en Noruega podrias aparcar de forma preferente en numerosas plazas específicas, y gratuitamente en cualquier plaza de estacionamiento regulado, circular por los carriles de alta ocupación o por el carril-bus, usar gratis(libre) los cuantiosos ferries que cruzan la compleja orografía del país, y no pagar peajes en sus autopistas. En Oslo, son habituales las quejas de conductores de vehículos de gasoil y gasolina a los que les cuesta mucho hallar aparcamiento, un resultado de desincentivo específicamente buscado para producir una preferencia por el coche eléctrico. Igualmente, surgen quejas derivadas de la congestión del carril-bus, o por la escasa rentabilidad de los operadores de ferry. La política de incentivos ha recibido críticas por su radicalidad, y pese a que principalmente se estableció hasta el final de 2017 o hasta la consecución de un objetivo de 50,000 vehículos eléctricos, ha sido actualmente prorrogada un año más, hasta el 2018.

Sin duda, una política radical. Pero cada dia más, una política encargado y necesaria. Los combustibles fósiles se han convertido, sin duda, en la enorme trampa de este planeta. Cuanto antes seamos capaces de planificar su eliminación, mucho preferible para todos.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario