Internet lo carga el diablo…, o eso dicen…

Autor: | Posteado en Lo Mejor En SEO Sin comentarios

En un planeta tan globalizado e interconectado como el que vivimos es cierto que la realidad, a veces, se nos antoja compleja y complicado de asimilar. Esto mismo nos ocurre en el campo virtual, las denominadas TICs o tecnologias de la información y la comunicación, junto a sus numerosas aplicaciones, nos aseguran, venden y perjuran que están ahí para crearnos la vida mas sencillo y, sobre todo, para decirnos que no nos preocupemos por nada, que están ahí para ayudarnos y que todo el planeta las utiliza, por tanto, no debe ser tan malo… ¿no?

© hin255 – Fotolia.com

Efectivamente, nos facilitan la vida y crean las cosas mas dinámicas, mas fluidas e interactivas, incorporándolas a vuestro dia a dia de forma automática y casi me atrevería mencionar que automatizada.

Sin embargo, el camino a las redes sociales de la información, el uso de dispositivos móviles, apps, aplicaciones informáticos y toda una suerte de componentes tecnológicos, crean necesario un dominio y uso prudente de los mismos, tanto en nuestra vida experto como personal.

Precisamente, por los canales y autopistas de información que simboliza Internet, se “cuelan” cuantiosos ataques informáticos ejecutados por hackers avezados y dispuestos a vulnerar e invadir cualquier espacio de nuestra intimidad, descuido o falta de protección que hayamos cometido o no tenido en cuenta; y, desde luego, estos ataques son numerosos y muy dañinos para las empresas, los profesionales, inclusive los propios Estados, que nos son ajenos a estas amenazas.

Básicamente, amenazas caracterizadas por la difusión de contenidos ilícitos, el acceso, obstrucción o alteración de sistemas informáticos o bases de datos, ataques a objetos de la propiedad intelectual y delitos convencionales cometidos a través de la Red.

Así es, el planeta del crimen se ha ajustado sorprendentemente bien y con una enorme velocidad al planeta de lo digital y virtual, abarcando toda una lista de delitos cometidos a través de internet, que constituyen un género nuevo, es decir, delitos específicos de internet, y los delitos tradicionales cometidos a través de medios electrónicos.

Los ciberdelitos o delitos cometidos a través de internet(www) se pueden ejecutar de distintos formas, mediante programas espía, virus informáticos y spam. Todo esto genera que su persecución  sea tremendamente compleja, unido a los propios caracteres intrínsecos en la comisión de estos delitos, esto es: anonimato de los ciberdelincuentes, la internacionalización de los actos criminales y los mejoras tecnológicos, su velocidad de propagación en tamaño y escala a través de la Red y la dificultad de los ordenamientos jurídicos de adaptarse a estas circunstancias.

Ejemplos los hay varios y de muy diversa índole; un 1° clan estaría constituido por las falsedades o estafas, por ejemplo:

  • Ciberestafas (phishing), una clase de fraude en la que los piratas informáticos simulan ser individuos, industrias u instituciones para que los visitantes tecleen determinada información o descarguen aplicaciones malignos, y así lograr información sensible como credenciales de camino o contraseñas. En este caso, el daño que se puede causar a las industrias es tan grave como la información que se haya conseguido sustraer, ocasionando verdaderas fugas de capital o agujeros de escalas inimaginables que desestabilizan el balance general economico de cualquier organización. Daño que, por otra parte, además es extensible a profesionales, pudiendo perder enorme parte de su información o documentos de carácter notable para el ejercicio y cumplimiento de su version profesional
  • Spoofing o suplantación de identidad, en el que una persona o software se hace suceder por otra mediante la falsificación de documentos personales.

Un 2° clan lo formaría los ataques contra redes y sistemas informáticos, camino ilícito a sistemas, interceptación ilícita de datos, atentados contra la integridad de datos, sistemas, etc…, por ejemplo, por citar sólo algunos:

  • Pharming, cuando se desvía el trafico de un sitio web(www) a otro de parecido apariencia, con el objeto de que los visitantes faciliten sus passwords y contraseñas, y así robarles la información.
  • La denegación de servicio, que se caracteriza por impedir a los visitantes el camino legal a un computador o red.
  • Los troyanos, aplicaciones supuestamente inofensivos sin embargo que ocultan un codigo malicioso.
  • Los gusanos, aplicaciones diseñados para propagarse a través de la Red, de computador a ordenador, aprovechando los fallos, vulnerabilidades o deficiencias en las configuraciones de sus sistemas, etc, etc…

Por tanto, los ciberdelincuentes pueden llegar a sacar muchísima información sobre nosotros, visitantes de Internet; lo que cree un auténtico caldo de cultivo para la proliferación de estas conductas criminales a través de la Red, y aumenta todavía mas nuestra inseguridad.

Ahora bien, entonces ¿qué estamos haciendo frente a ellos?, ¿tomamos las bastantes precauciones? , ¿Somos conscientes de los riesgos? Numerosos analisis muestran que las industrias y instituciones siguen expuestas a un progresivo numero de ciberataques, cada vez mas elaborados y sofisticados, a pesar de ello los trabajadores siguen sin protegerse adecuadamente y la conducta de los profesionales no ha mejorado fundamentalmente en este sentido.

No cabe duda, que todo ello merece una reflexión y consideración a tener en cuenta.

Por otra parte, muchos de nosotros somos padres, madres, abuelos, abuelas, tenemos sobrinos o hermanos pequeños, ¿qué ocurre con ellos?, ¿cómo les afectan los riesgos de internet(www) y las redes sociales?

Entramos en un campo todavía mas delicado y sensible que el anterior, que remueve sentimientos, emociones y toca lo mas amplio de vuestro corazón, no olvidemos que estamos hablando de menores.

En este sentido, nuestros niños, jóvenes y adolescentes son visitantes habituales de comunicaciones virtuales y el uso de las TIC establece su forma de relacionarse e interactuar, siendo varias de sus conductas cuestionables, que pueden ser presuntamente delictivas y en las que el menor se puede visualizar inmerso: sexting, cyberbullying, grooming, sextorsión,…..

Así pues, los delitos vinculados con menores y cometidos a través de internet(www) están creciendo alarmantemente. Y a pesar de que los menores son “nativos digitales”, no parecen ser muy conscientes de los peligros y problemas con los que pueden encontrarse. Por tanto, nos planteamos la próximo pregunta: ¿estamos creando todo lo necesario?, o ¿seguimos manteniendo que son de cosas de niños? Cuestiones que debemos meditar y plantearnos seriamente…

 

Ricardo Lombardero. Abogado, Mediador y Coach. Socio-fundador de Lomber Soluciones Cyberbullying. Miembro del GIMIS (Grupo de Investigación en Mediación e Intervención Social en Conflictos, de la Universidad de Alicante).

 

The post(noticia) Internet lo carga el diablo…, o eso dicen… appeared first on Bloguismo.


Bloguismo



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario