La actitud como factor competitivo

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

La actitud es oderoso activo intangible que ni la contabilidad se ha responsable de medir y la economía lo excluye como factor de competitividad en sus diversos estudios.

Al hablar de actitud logramos empezar diciendo como lo define la Real Academia Española: “Postura del cuerpo humano / Disposición del ánimo“. Pero mas allá de una termina definición, hay que mencionar lo que significa en cada persona específicamente.

Tener actitud nos define como individuos, define las decisiones que tomamos, nuestra forma de pensar, los logros que conseguimos, y además como nos enfrentamos a la realidad. Y es este el punto mas significativo en las cuestiones personales, y además en el planeta de los negocios.

Muchas veces decimos cuales son los factores que inventar competitiva a una economía, y entre ellos se localizan el tipo de cambio, el nivel de precios, presión impositiva, temas logísticos, disponibilidad de bienes naturales, y hasta nos atrevemos a cotizar a los bienes individuos a nivel general y particular. Pero poco, muy poco se dice de lo notable en los resultados que resulta ser nuestra actitud frente a la realidad que vivimos.

Los empresarios, en sus respectivas empresas, conviven cotidianamente con un entorno externo  que de una u otra forma los afecta, y que no pueden cambiar; y además con ese entorno interno, es decir, esas variables internas de la organización que se pueden adaptar ante cada cambio foráneo.

Pensemos en aquella persona que invirtió dinero en una franquicia de helados en la ciudad mas turística del país, y que justo en esa temporada estival, las inclemencias climáticas hicieron que el mes(30dias) solo tuviera tres días de sol, y el resto lluvia y viento.

El empresario con actitud reactiva, se lamentará y maldecirá haber hecho la inversión, buscará culpables, se despertará y dormirá pensando y diciendo lo que podría haber pasado si…. En síntesis, la culpa siempre la obtendrá el otro.

Ahora, aquel empresario con actitud proactiva, mas allá de susurrar por lo bajo algún insulto, tratará de sacarle provecho al entorno que le tocó, creando de su negocio, un nuevo negocio. Y en el caso de la heladería, será quien anexe en su local una cafetería, así los turistas podrán colaborar las tardes fuera de su alojamiento, y si se lo propone, incluirá una sala de entretenimientos para enormes y chicos, entre otras ideas.

Sería significativo preguntarnos cuánto vale nuestra actitud frente a la realidad a la hora de inventar negocios.

Tenemos en nuestras manos un poderoso activo intangible que ni la contabilidad se ha responsable de medir, y la economía lo excluye como factor de competitividad en sus diversos estudios.

Hoy vemos como los emprendedores, a nivel mundial, en las diferentes empresas en las que se encuentren, son considerados los impulsores del desarrollo económico. Y estas personas, varias veces, solo dicen con ideas y mucha actitud.

¿Y para que dicen con esto? para pensar y repensar; para inventar y regresar hacer; para inventar y regresar a crear; para cambiar la amenaza en oportunidad; para edificar el futuro.

Ahora decime: ¿Cómo te pondrías a prueba si no ubiera desafíos?

Gastón Suppo

La entrada La actitud como factor competitivo muestra 1° en Emprendedores.News.


Emprendedores.News



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario