La democracia como connotación negativa

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Mi columna en El Español de esta semana se titula “La democracia sobrevalorada“, y intenta de elaborar en torno a la peligrosísima idea de que la democracia se ha transformado en una especie de handicap o de problema, en un sistema que penaliza la eficacia de los países, y que aquellos que deciden que no es necesaria o que puede resultar prescindible pueden sacar ventajas comparativas e incluso, eventualmente, mayores niveles de bienestar económico.

¿Qué país ha sido apto de producir un producto interior bruto mayor a valores de paridad de poder adquisitivo, o ha sido el mas efectiva a la hora de elevar a millones de individuos por encima del nivel de la pobreza? China, un país que en efecto, considera la democracia como algo innecesario. El país mas enorme del planeta en terminos de demografía esta gobernado por un partido cuyas decisiones son incontestables, que no se somete en modo alguno a la voluntad popular, y cuyo respeto a los derechos individuos ha estado siempre sometido a un resistente cuestionamiento. Un país que somete la información a la que pueden entrar sus ciudadanos a un fortísimo nivel de dominio mediante el mayor metodo de censura, monitorización y vigilancia del mundo, con un ejército de censores y manipuladores mayor que sus propias fuerzas armadas, y que a pesar de todo eso, ha sido apto de convertirse en referencia en cuestiones como el numero de peticiones de patentes o los estándares de seguridad de la propiedad intelectual.

China se configura como el nuevo líder internacional ante unos Estados Unidos en retroceso, una Trumpganistan que intenta volver a poner obreros en todas las cadenas de montaje y revitalizar la minería del carbón. Un líder internacional que considera la democracia un ejercicio inútil, caro y absurdo. En terminos de tactica política, un país democrático que garantice la pluralidad de fuentes de información y asegure con los medios adecuados la higiene y legitimidad de sus procesos electorales está, en un planeta hiperconectado, en desventaja frente a paises en los que la dieta informativa de sus ciudadanos esta severamente controlada y en la legitimidad los que los procesos electorales es un chiste. Nadie mas que el gobierno ruso puede influenciar las elecciones rusas, sin embargo es relativamente fácil para Rusia convertirse en una resistente influencia en las elecciones norteamericanas. La red, convertida en una tool de dominio interno en manos de autócratas, o peor aún, en un arma para influenciar procesos electorales en paises democráticos.

¿A dónde se dirige el planeta cuando los paises no democráticos aprenden a extraer y materializar mejorías de la red? Países capaces de justificar los mayores sistemas de control, vigilancia, monitorización y censura de su población, de alimentar las mas hipertrofiadas agencias de espionaje, y de crear las mas demenciales técnicas de interferencia en los asuntos internos de otros paises son los que parecen configurarse como próximos líderes mundiales. La democracia, como metodo discutible y prescindible, como lujo absurdo cuya perversión, convertida en populismo, alumbra criaturas como el Brexit o como Donald Trump. Tenemos un problema.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario