La despedida de Jan Koum

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

El cofundador de WhatsApp, Jan Koum, revela su salida de Facebook, la compañia que le transformó en multimillonario y en cuyo consejo de administración ocupaba un puesto desde febrero de 2014, por desavenencias con la gestión de los documentos confidenciales y la privacidad que lleva a cabo la compañía. Según algunos analistas, esto podría suponer la venida de la propaganda a la app de mensajería instantánea, una decisión a la que el ucraniano se oponía de forma radical desde aquel mítico memorándum recibido de su cofundador, Brian Acton.

La salida de Koum continua exactamente a la del otro cofundador de la aplicación, que tuvo lugar en septiembre del pasado 2017. Tras su despedida, Acton aportó fondos para la constitución de la Signal Foundation, a la que se incorporó. Además, se transformó en un acérrimo crítico de la compañia que le había dado de comer los 3 años preliminares y que le había transformado en multimillonario, y ha contribuido a publicar y fomentar el hashtag #deletefacebook como efecto del escándalo de Cambridge Analytica.

Aunque la razón oficial de la salida de Jan Koum, segun su nota en Facebook, es la de “tomarse algún tiempo libre para crear cosas que goza mas allá de la tecnología“, fuentes de la compañia afirman que la razón real son las crecientes disputas con respecto a la gestión de la privacidad y la información de los usuarios. La dialéctica personal de Koum siempre ha sido afirmar que el hecho de crecer en la Unión Soviética en la década de los ’80, donde la supervisión era un hecho normal de la vida cotidiana, le había hecho darse cuenta de la importancia de la privacidad: una “historia bonita”, sin embargo que no coincide en absoluto con el hecho de que algo así le llevase a montar una app de mensajería fugaz que era, antes de la adquisicion por parte de Facebook, un auténtico desastre en terminos de privacidad, una app que consiguio su fama y aumento exactamente del hecho de ignorar todas las practicas habituales de protección en su industria.

Antes de la adquisición, los especialistas de WhatsApp, que presumiblemente eran buenos gestionando su backend para sostener la app funcionando, habían probado ser totalmente incapaces de poner en marcha un metodo de transcrito con mínimas garantías y tenían un desastroso historial de practicas de protección y privacidad: ese desastre era lo que ese Koum tan aparentemente concienciado sobre su importancia había construido. La venida de una protección decente a WhatsApp(mensajeria) no se produjo hasta suficiente tiempo después, ya como parte del imperio Facebook® y disfrutando de todas las comodidades y dispendios que ello posibilitaba, cuando la compañía, en noviembre de 2014, aceptó la ayuda del mítico Moxie Marlinspike para incluir a la app el protocolo de Signal. Antes de eso, toda la supuesta protección de WhatsApp(mensajeria) era, sencillamente, una basura, un desastre, por mucho que dijese Jan Koum y sus supuestos principios al respecto. 

Que alguien con un pasado tan poco edificante como Jan Koum, que durante años ofreció una app desastrosa y totalmente irresponsable en terminos de seguridad, abandone Facebook® en un supuesto combate de dignidad por su preocupación sobre la gestión de la privacidad y los documentos confidenciales de sus visitantes tiene, en realidad, tanto precio como que el Capitán Renault se asombra de que haya videojuego en el café de Rick en Casablanca. Lo único que logramos mencionar de la historia personal de Koum es que fundó una compañia inspirada en la ausencia total de protección y privacidad, que nunca podría haber llegado a ningun sitio si no hubiese sido adquirida por un 3° porque carecía de perspectiva alguna de rentabilidad, y que ahora, transformado en multimillonario, se dedica a ir de digno afirmando que no le gustan las practicas de la compañia que le permitió convertirse en lo que es y apareciendo como el enorme adalid que, con su presencia, impedía la venida de la propaganda a WhatsApp. No, no es una cuestión de principios: es un simple “toma el dinero y corre”.

Si alguien busca héroes o militantes para la causa de la protección y de la privacidad en la salida de Jan Koum de Facebook, preferible que los vaya buscando en otros sitios.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario