La ley es la ley, en la red y fuera de ella

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Esto puede marcar un precedente legítimo muy interesante: la Director of Public Prosecutions del Reino Unido, Alison Saunders,  anuncia en una pieza de opinion en The Guardian titulada Hate is hate. Online abusers must be dealt with harshly que los delitos de incitación al odio, acoso, racismo, abuso, odio religioso y otros similares serán perseguidos precisamente equivalente cuando ocurran a través de la red que cuando tengan lugar fuera de ella.

Un paso hacia la normalización del planeta online como una parte ya significativa del entorno en el que discurre nuestra vida, y una cuestión de lógica palmaria: que te insulten o te acosen a través de una red social no es menos grave que el que lo hagan mediante pintadas en la puerta de tu home o en plena calle, y en varios casos, tiene el mismo o inclusive peores efectos.

La idea de que es imprescindible legislar de nuevo para incorporar las ocasiones derivadas de la venida de internet(www) se tambalea: los problemas son los mismos de siempre, y las leyes que aplican deben ser, con escasísimas excepciones, las mismas que aplicaban antes de que internet(www) existiese, si es que alguien aún recuerda como era el planeta antes de internet. Las leyes vienen del consenso social conseguido durante mucho tiempo, y tratar de inventar nueva legislación para internet(www) es algo que solo se asienta en la ignorancia del entorno online y que en la experiencia mayoria de casos cree hiperlegislar, algo que jamás conduce a buen puerto. Los delitos son equivalente de delitos online que offline, con todo lo que ello debe conllevar: si te roban en la red, es un delito de robo, con el único atenuante de no incorporar violencia, sin embargo un timo al fin y al cabo, y ese debe ser el caso para todos los delitos. Las excepciones, en un entorno cada dia mas normalizado, tienen cada vez menos sentido.

En el caso de Alemania, este tipo de ocasiones se dan desde hace ya bastante tiempo: varias de las cuestiones que son delitos de odio fuera de la red, como la exhibición de simbología nazi, la exaltación de sus posturas ideológicas, la negación del holocausto o la incitación al odio o la violencia por deducciones raciales o religiosas ya son castigadas del mismo modo tengan lugar en la avenida o en la red. Sin embargo, las leyes alemanas parecen excederse en la consideración de la responsabilidad al pretender imponer multas multimillonarias de mas de cincuenta millones de euros a las plataformas sociales si no eliminan inmediatamente este tipo de contenidos, algo que no sucede fuera de la red (no se multa a un ayuntamiento o al propietario de un edificio por no eliminar una pintada rápidamente, por ejemplo) y que marcaría un tratamiento diferencial contra el planeta online que no parece tener demasiado sentido y confunde la responsabilidad de los usuarios, que son los que realmente cometen el delito y los que deben sufrir las consecuencias del mismo, con la de la plataforma, que no es mas que el entorno en el que tienen lugar las acciones punibles.

Considerar la red como un entorno distinto ha traído cuantiosos problemas. La consideración del trolling como “travesuras” ha traído como consecuencia una falsa y peligrosa normalización del discurso del odio, del insulto y del acoso en la red, algo que jamás razones haber sucedido y que es exacto corregir. Poner una barbaridad en Twitter® como reacción a algo es ni mas ni menos que eso, poner una barbaridad, y debe conllevar las mismas consecuencias que gritárselo a alguien a la cara en la vía pública o que pintarlo en su portal: si cree acoso, incitación al odio, difamación, abuso, etc. debe tener esa consideración a todos los efectos independientemente de que se haya hecho en la red o fuera de ella, y los visitantes tendrán que tener la madurez bastante como para entenderlo así, o afrontar las consecuencias.

A medida que el suceder tiempo en la red se convierte en cada vez mas normal, tenemos que comenzar a considerar el entorno de la red como una parte mas de vuestro entorno diario, sujeto a las mismas normas y leyes, y los jueces tienen que acostumbrarse a pensar en el entorno online como una parte mas en la que la justicia se imparte de la misma forma y con las mismas leyes que en un entorno offline con el que tienen, posiblemente, aún mas familiaridad. Con una internet(www) que cuenta su edad ya en décadas y con mas de la mitad de la demografía internacional conectada a la red, ideas como esta representan la unica forma lógica de proceder y de avanzar.

 

 

 

This post(noticia) is also available in English in my Medium page, “The law is the law, on line and off line” 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Tags:,

Agrega tu comentario