La reimaginación del automóvil

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Mi columna en El Español de esta semana se titula “Reimaginando el automóvil“, y procede de la destreza de suceder por el Mobile World Congress de Barcelona y constatar que la presencia de compañías de automoción crece de forma consistente con respecto a años anteriores, y que los temas en torno a los que se posicionan ya no tienen que visualizar tanto con el entretenimiento al volante, como con una termina reimaginación del concepto de automóvil en torno a la idea de automóvil conectado, muy al hilo de la conferencia que tuve la posibilidad de dar en el stand de Seat el pasado miércoles.

Entender el automóvil como un producto totalmente distinto a lo que representaba tradicionalmente: una plataforma de generación de documentos que acepta replantear totalmente la relación con el usuario, brindarle respuestas completas de transporte que van desde un mixto de producto y servicio que incorpora conectividad, garantías, seguros de accidentes o mantenimiento o, en general, todo lo que conlleve el hecho de desplazarse de un lugar a otro, incorporando la participación con plataformas que posibiliten el camino a un automóvil en régimen de  ridesharingcarsharing carpooling. Que toda la empresa en este instante parezca un auténtico videojuego de sillas musicales en el que todos exploran el miembro apropiado para este tipo de aventuras deja claro el estado de la situación: el que se quede restringido a la visión tradicional y no explore estos nuevos componentes tiene mucho que perder.

Un conjunto de componentes que van desde la presión medioambiental y legislativa, el incremento de la propuesta en multiples formatos, las tendencias generacionales o la tecnología (electrificación, automóvil autónomo, etc.) convertidas en un marco conceptual en el que redefinir el automóvil como un equipo movil más, apto de producir documentos del cliente y de brindar una destreza de uso completa, a través de todas las alternativas que ese cliente decida usar en función de sus circunstancias.

Un automóvil ya no puede continuar siendo ese producto que adquirimos, que depreciamos de golpe en un tercio de su precio al sentarnos en él, y que permanece igual, deterioro aparte, hasta que lo vendemos. En su lugar, un automóvil es ahora una plataforma cuyas prestaciones se actualizan de un modo muy parecido a como lo crean las apps en vuestro smartphone, que esta siempre conectado e interactúa con el entorno y con vuestro perfil, y que traslada nuestra identidad digital de un automóvil a otro en el instante en que nos identificamos para sentarnos en él. Una empresa totalmente diferente, con otra mentalidad y otros perfiles profesionales. Que este cambio tenga lugar a la rapidez que algunos predecimos o lo haga con los plazos que cree controlar la empresa tradicional ya es otra discusión.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario