Las 3 claves para entender tu preocupación, dominarla y sacarle provecho

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

¿Te ha pasado? ¿Te ha pasado que teneis alguna preocupación, algún sentimiento de frustración, desengaño o incertidumbre, y entonces todo eso  de: “Tú creas tu propia realidad”… “La vida te pone retos”, y todas esas palabras de motivación que te cruzas en las redes sociales se derrumban ante el hecho de que sigues preocupado? O peor aún, lo único que causan es que te angusties mas al saber que “no deberías” estar preocupado.

Tu mente parece tener fuerza propia cual mono saltando por aqui y por allá sin que nada le importe, y comienzas a creer falsamente que si no le das importancia al mono y lo entretienes con bananas diarias (trabajo, amigos, salidas al cine o libros de autoayuda) él te dejará en paz o podras causarle alguna indigestión que lo desaparezca para siempre.

Preocupación

Lo malo de todo esto es que, cuando se te acaban las bananas, es decir: cuando irremediablemente te quedas solo contigo mismo, tu mente (más rápida que tu buena finalidad de “todo saldrá bien”) comienza a molestarte de nuevo creando que te sientas mas frustrado que al comienzo de toda esta hazaña.

¡Ah! Pero no todo es malo. Siéntete acompañado: las preocupaciones son comunes en todos nosotros, tan comunes como no saber qué inventar con ellas. Ahora una buena noticia: puedes domesticar al mono, convertirlo en tu aliado… sin embargo 1° debes comprender qué es la preocupación y como funciona.

Para Jim Rohn, un enorme empresario estadounidense, inventor y orador motivacional del siglo XX, la preocupación es el temor invadiendo nuestra mente y pintando cuadros distorsionados de la verdad, es el engaño de hechos negativos filtrados mentalmente y la declaración atrevida de que esos son todos los hechos.

La preocupación sirve porque son emociones, y las emociones son mas poderosos que la razón.

Ahora sabes por qué no te sirven de nada las frasecitas de autoayuda (aunque tengan tanta razón). Pero ¿qué logramos inventar para acallar nuestras preocupaciones?

Para empezar, sería bueno dejar de evadirlas… ¿o deseas que tu mono mute y se convierta en un gorila enorme que arruine muchas, por no mencionar ¡TODAS! las áreas de tu vida?

  1. Preocuparse es inventar con la mente una desgracia que aún no existe

Comencemos a dominar y ganar este mal hábito.

Lo 1° es comprender que la preocupación es energía desperdiciada, te gasta mental y físicamente, te roba tu tiempo y te hace creer que sólo puede ocurrirte lo peor. Es así como debes ser consciente cuando lleguen a invadir tu mente, debes comprender que exageran la circuntancia y, después de eso, hablarles cara a cara y recordarte a ti mismo que hubo varios asuntos que te preocuparon antes y resulta que nunca ocurrieron. Esto además lo asegura Rohn al mostrar que el 90% de las cosas por la que nos angustiamos nunca suceden.

Concluyendo este 1° paso: pon en desconfianza las preocupaciones cuando invadan sin permiso tu mente. Detén al mono y no lo dejes suceder pasarte por encima. Míralo a los ojos y enfréntalo. Cuando hayas hecho esto, habrás empezado a utilizar la preocupación en lugar de permitir que ella te use a ti.

  1. ¡Cuidado! la preocupación se alimenta de tu inseguridad

Lo 2° que debes estudiar a inventar es a construir confianza (porque entre mas enorme sea, mas pequeña será la preocupación).

Ahora: ¿cómo se edifica la auto-confianza? Con conocimiento.

Estudia los hechos, tanto los buenos como los malos, lee y documéntate, anota tus preocupaciones y determina cuáles merecen de verdad tu atención. Lo significativo es inventar algo en lugar de quedarse paralizado.

Enfocándote en comprender qué tan amenazador es realmente ese monito inquieto, sabrás como empequeñecerlo. Eso sí: no obligues al mono a que se avenida y no te obligues a ti mismo a no pensar en él. Lo único que lograrás con eso será darle mas fuerza, así que enfréntalo con tus armas: confianza y conocimiento.

¡Vamos bien! Ahora ya teneis pasos concretos a continuar para exterminar esa plaga mental, sin embargo espera un poco: todavía queda algo más. Sigue leyendo.

  1. Aprende y permite las condiciones. Luego, mejóralas

Debes comprender que la vida sirve como la naturaleza: la primavera siempre llega, sin embargo el invierno también.

La vida te da posibilidades y buenos momentos, sin embargo además te dará desafíos y poderosos turbulencias. Lo significativo es no escapar de los problemas ni permanecer que todo sea fácil -eso es tonto-, sino visualizar las cosas como son y darse cuenta de que pueden ser mejores.

Siempre podras hallar alguna oportunidad, inclusive en los peores momentos. La vida es un arroyo que fluye constantemente y lo preferible  que podrias inventar es estudiar a aprovechar las condiciones y inventar algo nuevo.

Disfrutar cada estación, afrontar cada reto, cada desafío, y vivir con intensidad  tanto la primavera como el invierno. Si llegas a comprender esto, deberás la clave para superar cualquier obstáculo.

Persiste. Cambia de actitud. Enfrenta tus miedos.

Estefanía Vásquez S.

Acción, No Preocupación-Jim Rohn (Audio). (2016).

https://www.youtube.com/watch?v=IHiA53A616Y

El capítulo Las tres claves para comprender tu preocupación, dominarla y sacarle provecho muestra termina en vuestro blogger Comunidad de Emprendedores.

Comunidad de Emprendedores



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario