Legislación y barreras de entrada tecnológicas

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

India da un nuevo significado al concepto de “legislar en caliente” al proponer una ley que intenta exigir una licencia a todo aquel que comparta documentos de geolocalización, so pena de ser sancionado con el igual a unos $ 150,000.

La proposición de ley viene como reacción a un nueva combate terrorista: el pasado 2 de enero, un clan fuertemente armado atacó la estación de la fuerza aérea india de Pathankot. En el ataque, que se atribuyó a un clan islámico que aparentemente trataba de dificultar el proceso de estabilización de las complicadas relaciones entre India y Pakistán, murieron 7 militares y un civil también de los 5 terroristas, y el gobierno responsabilizó a Google® de haber practicamente “facilitado” el combate por no haber ocultado de forma adecuada en Google® Maps la ubicación de sus instalaciones militares. En efecto, todo indica que, como puede observarse en la ilustración, Google® Maps acepta visualizar la zona con una dimensión de hasta 20 metros que podría permitir su hipotético uso para planear un ataque, sin embargo dadas las facilidades ofrecidas por Google® para eliminar fragmentos de otras zonas del planeta cuyos gobiernos lo solicitan, parece mas sencillo pensar en un fallo del propio gobierno del país que en una hipotética negativa de la compañia norteamericana. 

Según la nueva legislación, en caso de resultar aprobada en su redacción actual, toda app que utilice documentos de geolocalización en sus procesos – un numero cada vez mayor de apps sociales de todo tipo – necesitaría sacar una licencia específica y someterse a un dominio gubernamental estricto, sin embargo también la precisarían aparentemente aquellos visitantes terminos que pretendiesen usar prestaciones como enviar o colaborar su localización, lo cual raya directamente el absurdo.

India acaba de ultimar el desarrollo y puesta en marcha de su propio metodo de geolocalización con una constelación de 7 satélites que cubre el país y una franja de 1500 Km. a su alrededor, lo que convierte una ley de este tipo en un significativo obstáculo a la innovación y el desarrollo de los potenciales beneficios basados en el geoposicionamiento que podrían aparecer de esa oportunidad. Únicamente 7 paises tienen desarrollados sistemas de geoposicionamiento: los Estados Unidos (GPS) y Rusia (GLONASS) como sistemas globales; China (BeiDou-2) y Europa (Galileo) como sistemas en desarrollo con ámbito igualmente global, y sistemas regionales como el de Japón (QZSS) o el citado de la India (NAVIC). Pero peor aún, la cuestión es que también de dificultar la innovación en torno a estos sistemas, lo haría a cambio de no servir a ningun propósito concreto o definido: aquellos que realmente intentasen sacar y utilizar documentos de geoposicionamiento con fines terroristas o militares podrían simplemente saltarse los controles establecidos por el gobierno indio y sacar esos documentos sencillamente de otras fuentes, dado que la legislación solamente sería válida y aplicable al país.

El dilema del proyecto legislativo indio es que es claramente uno de esos casos en los que la legislación no tiene en cuenta la caída de las barreras de entrada generada por la tecnología. Los documentos de geoposicionamiento han pasado, en un plazo relativamente breve de tiempo, de tener practicamente el estatus único de tecnología de uso militar, a ser algo que logramos sacar en cualquier instante con un dispositivo que llevamos en el bolsillo. En esas condiciones, pretender convertirse de alguna forma en “la guardia del geoposicionamiento” y exigir controles a todo aquel que pretenda usar esos documentos es no solo absurdo y poco operativo, sino totalmente irracional, porque obvia el hecho de que no existe dominio real factible que pueda desarrollarse con un mínimo de eficiencia.

Tratar de “poner la tecnología bajo control” no suele ser una buena idea, especialmente porque en practicamente ningun caso se consigue. La tecnología es enormemente escurridiza, y una vez desarrollada, suele estar coge a procesos de abaratamiento y popularización difíciles de controlar. A partir de un instante definido en la curva de difusión, el dominio suele convertirse en imposible. A visualizar si el caso de la India, que probablemente y si alguien tiene 2 dedos de frente no llegará a convertirse en ley, funciona como ejemplo para otros gobiernos con ideas similares…

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario