¿Llegará el smartphone a sustituir al ordenador?

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

La exposición ayer del Samsung® S8, aparte del consabido goteo de especificaciones e imágenes, dejó un detalle muy interesante: la oferta de ubicar el smartphone en una cuna o docking station, llamada Dex, que le sirva tanto para cargarse, como para conectarse a un conjunto de pantalla, teclado y ratón y utilizarlo como computador de sobremesa.

En principio, nada enfoca a que la idea de Samsung® para cambiar a su smartphone en el alma de un computador de sobremesa vaya a convertirse en un movimiento que tome cuerpo de adopción masiva, sin embargo indudablemente, sí refleja una cuestión: los smartphones que usamos hoy en dia ya no son simplemente “teléfonos móviles” sino computadores de bolsillo, están ganando en prestaciones y memoria hasta el punto de que son ya muchísimo mas robustas que el computador que la NASA fabricó para empezar a enviar hombres a la luna (y no deja de resultar singular imaginarse a todos aquellos científicos creando su cuenta atrás y conectados todos ellos… al smartphone que llevamos hoy en el saquillo 🙂 y para el uso usual que una enorme suma de usuarios dan a su ordenador, tal como usar un browser o controlar algunos aplicaciones de ofimática, tienen prestaciones mas que suficientes, inclusive probablemente holgadas.

La oferta no es en absoluto novedosa: hace ya algunos años, en 2011, Motorola puso en el comercio el Atrix, un smartphone de variedad alta que añadía la oportunidad de engancharlo a una funda o lapdock y utilizarlo como un laptop completo, con su pantalla, su teclado y su trackpad, que un popular mío llegó a usar sin demasiadas incidencias durante practicamente 2 cursos de su carrera de ingeniería. Ahora, tras la “muerte natural” de aquel smartphone, el lapdock en cuestión almacena polvo abandonada en un cajón de mi home (los verdaderos geeks jamás tiramos nuestros gadgets) a la espera de que un dia me levante con ganas de soldar y me ponga a conectarla a alguno de mis Raspberry Pi que vuelva a darle vida a lo que ahora es un apenado e inanimado cuerpo sin cerebro.

La misma Apple aplicó hace poco para el registro de una patente muy similar: una fina funda “sin cerebro” en la que se insertaría un smartphone para que funcionase como un computador portátil. La idea es, efectivamente, muy parecida a las anteriores, y evoca claramente la tactica usual de la compañía: tomar un concepto que lleva creado muchos años sin embargo que no ha recibido especial atención, y reinventarlo para dotarlo de popularidad.

En cierto sentido, la tendencia se encuadra también en desplazamientos ya famosos y probados como el del Surface de Microsoft® o el iPad Pro de Apple, que tratan de edificar un computador notebook a partir de un equipo como el tablet.

La oportunidad de usar el smartphone como equipo practicamente único, apto de servir como computador en el saquillo para actividades que llevamos a cabo cuando estamos en movimiento sin embargo que se inserta en una docking station de algún tipo para usarlo como computador completo podría resultar probablemente muy atractiva, si no supusiese una pérdida de prestaciones o una incomodidad significativa, dentro del planeta de la computación corporativa, que podría simplificarse y abaratarse de forma sensible y, además, encajar dentro de las actuales tendencias de desvinculación del trabajador con un espacio fisico concreto en el que esta su ordenador, en el que pega sus post-it y en el que pone las imagenes de sus niños.

¿Tiene sentido la sustitución del computador con un equipo como el smartphone? ¿Estamos, con el incremento progresivo de las prestaciones del smartphone, ante una idea de convergencia cuyo tiempo esta llegando?

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario