Los hábitos que esclavizan al emprendedor

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Cuando la codicia, la ambición y la avaricia se convierten en hábitos,  te esclavizan y tu sueño emprendedor deja de tener alas para comenzar a tener barrotes.

Hábitos empresarios nocivos

Emprender es, entre otras cosas, tener una vara alta. Tener la vista apuntando al cielo sin dejar de pisar firme la tierra.

Es sencillo escribirlo o decirlo; lo complejo es sentirlo y practicarlo constantemente. Es muy complicado enfocar alto y acertar sin embargo es extremadamente simple dejar de tener los pies sobre la tierra.

El ecosistema emprendedor esta repleto de conferencias, startups weekends, bootcamps, hackatones y eventos de todo tipo. He participado como oyente y como orador de una suma innumerable de ellos en los últimos 10 años. Doy fe de que se escuchan cosas maravillosas, a veces te da la sensación de estar escuchando a inventores de libros de autoayuda.

Hay denominador común, y muy saludable por cierto, en la inmensa totalidad de los empresarios que consiguieron vender sus startups. Además de continuar emprendiendo y convertirse en inversores ángeles, se vuelcan hacia su desarrollo espiritual.

Por eso te decía que a veces parece que estás frente a un inventor de best seller new age. Escuchas loas al fracaso, lecciones sobre humildad y dominio del ego, etc., etc., etc. El dilema es que algunos empresarios oradores suelen olvidarse que después de apagar el micrófono tienen que descargar del escenario y regresar a la vida real. Y allí es donde a veces se complica porque lo que hablan varias veces no coincide con lo que hacen. Y conozco unos cuantos que tampoco armonizan el mencionar y crear con el pensar.

Cuando das forma a tu startup tenés que enfocar alto. Ventas altas, ingresos altos, rentabilidad alta, satisfacción de usuarios alta, satisfacción de dispositivo de trabajo alta…Pero varias veces sucede que lo que sube es la codicia, la ambición y la avaricia y tu sueño emprendedor deja de tener alas y inicia a tener barrotes. Sin que te des cuenta, tu libertad inicia a convertirse en tu grillete, tan sutilmente que cuando te des cuenta ya estás atrapado. Como el protagonista de este cuento:

Una vez el sultán iba cabalgando por las calles de Estambul, rodeado de cortesanos y soldados. Todos los habitantes de la ciudad habían salido de sus casas para verle. Al pasar, todo el planeta le hacía una reverencia. Todos menos un derviche harapiento.
El sultán detuvo la procesión e hizo que trajeran al derviche ante él. Exigió saber por qué no se había inclinado como los demás.
El derviche contestó:
– Que toda esa masa se incline ante ti significa que todos ellos anhelan lo que tú tienes: dinero, poder, posición social. Gracias a Dios esas cosas ya no significan nada para mí. Así pues, ¿por qué habría de inclinarme ante ti, si tengo 2 esclavos que son tus señores?
La muchedumbre contuvo la respiración y el sultán se puso blanco de cólera.
– ¿Qué deseas decir? – gritó.
– Mis 2 esclavos, que son tus maestros, son la ira y la codicia – dijo el derviche tranquilamente.
Dándose cuenta de que lo que había escuchado era cierto, el sultán se inclinó ante el derviche”.

Feliz semana, contentos emprendimientos, contento vida para todos.

Marcelo Berenstein 
mberenstein@emprendedoresnews.com

La entrada Los hábitos que esclavizan al emprendedor muestra 1° en Emprendedores.News.


Emprendedores.News



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario