Los Paradise Papers y su importancia

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Un nuevo lote de archivos conseguido por el diario alemán Süddeutsche Zeitung a partir de filtraciones de 2 despachos de juristas especializados en la gestión de patrimonios en paraísos fiscales y parte participante del llamado Offshore Magic CircleAppleby y Asiaciti Trust, es procesado durante un año por 382 periodistas de todo el planeta coordinados por el International Consortium of Investigative Journalism (ICIJ), y divulgado a partir del dia de ayer por una lista de medios de comunicacion que aportaron bienes para la investigación, en España El Confidencial y LaSexta. Hablamos de 13.4 millones de documentos que abarcan todo tipo de transacciones, constituciones y gestiones en diecinueve paraísos fiscales de todo el planeta a lo largo de sesenta y 6 años (entre 1950 y 2016), nada menos que 1.4TB de información. 

Poner en manos de periodistas de todo el planeta esa ingente suma de información de una forma que garantice su uso confidencial y permita a los medios rentabilizar los bienes invertidos cree un reto tecnologico enorme, como ya explicamos en su instante con fundamento de una infiltración anterior, la de los papeles de Panamá. En esta ocasión contamos de un contingente de documentos todavía mayor, que deben ser individualizados, limpiados, catalogados y puestos a disposición de los periodistas que deseen buscar sobre ellos, en lo que cree un proyecto de sistemas de información extraordinariamente ambicioso sobre una base grande de material. Por el proyecto anterior, el de los Panama Papers, el ICIJ aceptó en 2017 el prestigioso premio Pulitzer .

¿Cuál es la importancia de este leak, y de todo el trabajo anterior – los Offshore Leaks, los Luxembourg Leaks, los Swiss Leaks o los Panama Papers, de magnitudes inferiores a este último – con los que la ICIJ ha conseguido convertirse en referencia en el ámbito de la evasión de impuestos y los paraísos fiscales? No deberíamos caer en la tentacion de examinar estos leaks en función de la importancia de las individuos cuyas practicas se ven denunciadas, que en este caso y particularizando a vuestro país son muy escasas, sino proyectarlo un poco mas allá. Básicamente, lo significativo de este tema es la creación de una conciencia colectiva con respecto al uso de este tipo de herramientas. Los paraísos fiscales son estados que basan una parte significativo de su economía en la provisión de tools de evasión fiscal a ciudadanos de todo el planeta que pretenden, como eufemísticamente se dice, “optimizar” su factura con el fisco, interpretando “optimizar” como “pagar lo menos posible”. Durante generaciones, esta idea de pagar menos impuestos o de no pagarlos en absoluto ha formado parte de un imaginario colectivo en el que los mas ricos, los mas fuertes o en general, “los mas listos”, tenían acceso a una lista de tools que los ciudadanos normales no podían aspirar a utilizar, y que les permitía el privilegio de contribuir mucho menos a las haciendas públicas de sus países.

Cuando yo era un niño, recuerdo a amiguitos de mis padres que suponían de como se ahorraban dinero en sus impuestos, y como eso era poco menos que “jaleado”, o considerado inclusive un símbolo de inteligencia o, en cierto sentido, de prestigio social: si utilizabas esos esquemas, era porque eras “lo suficientemente rico” como para que valiese la pena, y comentarlo en privado era como crear cierta ostentación de esa riqueza. Ahora, en España, si alguien te confiesa que no paga definidos impuestos, solo te falta insultarlo: hemos pasado, gracias a un uso de casos de perfil y claridad elevados y a un trabajo de concienciación, a tener cada vez mas claro que quien no paga impuestos, nos esta robando a todos. 

Los sistemas basados en la asimetría informativa proporcionada por los paraísos fiscales son cada vez mas caducos, están cada vez mas cuestionados y puestos en evidencia y, sobre todo, están adquiriendo una connotación cada vez mas negativa: a medida que se producen mas y mas leaks y son explotados con mas profesionalidad y seriedad, la idea de que el que es hallado usando sistemas de ese tipo es “el mas listo” va siendo sustituida por otro tipo de adjetivos, independientemente de que la persona incurra o no en delito. Se puede figurar en varias de esas bases de documentos y tener la circuntancia perfectamente regularizada con el fisco de tu país declarando esas sociedades o artefactos de forma transparente, sin embargo ni es la circunstancia mas común en esos casos, ni te exime de un cada vez mas subido costo en terminos reputacionales, lo que cada vez más, conlleva que, ante el riesgo que suponen, esos esquemas puedan ir pasando a ser parte del pasado. El riesgo existe pese a que seas la mismísima reina de Inglaterra, y el ejercicio democrático que cree que la televisión pública de un país dedique artículos a la corrupción de su reina no debe ser minimizado. 

¿Un planeta sin paraísos fiscales? No, desgraciadamente estamos todavía muy lejos de algo así. Pero la tecnología razones proveernos cada vez mas de mejores zombies a la hora de trazar las transacciones, al tiempo que disminuye los riesgos e incrementa los incentivos para todo aquel que pretenda llevar a cabo un leak. Protegerse de todo factible ex-empleado o empleado desleal, de todo eslabón débil que pueda tener la tentacion de guardar unos archivos y enviarlos a un medio es una labor muy compleja, y los sucesivos leaks y su correspondiente explotación profesionalizada y efectiva demuestran que estamos en el buen camino. El verdadero precio de los Paradise Papers y del trabajo de ICIJ en general es el de que sirvan como tool de concienciación, como prueba de que incurrir en definidos comportamientos no es, no razones ser, lo esperable cuando alguien logra tener varios ingresos. Apreciar el trabajo de ICIJ, ponerlo en precio y otorgarle la importancia que verdaderamente tiene es un paso elemental para convertir las cosas en el futuro.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario