Pokémon Go: contextualizando el éxito

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

A estas alturas, cuestionar el acierto de Niantic a la hora de reciclar un videojuego relativamente antiguo como Ingress licenciando los derechos de los diminutos monstruos de saquillo de Nintendo resultaría absurdo: récord absoluto de descargas en las tiendas de aplicaciones, el videojuego movil más famoso de la breve historia de los videojuegos sobre smartphones, y un auténtico fenómeno cultural con todo tipo de efectos secundarios, tanto buenos como malos.

Sin embargo, tan significativo como comprender el milagro Pokémon Go, lo es comprender lo que Pokémon Go no es: no tiene nada de innovacion de ningun tipo, y no es mas que un simple jueguecito con el que pasárselo bien unos días. Cosa que me parece fantástica, que cada uno se entretenga como pretenda y busque satisfacciones de la forma que estime oportuna, sin embargo es eso: un juego, sin mas importancia.

Por mucho que hablen de los millones de dolares que genera, de las oportunidades de integrar a publicantes o de lo que puede representar la integración de nuevas familias de Pokémon ya creadas o que se puedan crear, el videojuego es lo que es: un pasatiempo con una repercusión mas bien escasa y, si mi destreza en publicación de innovaciones funciona de algo, con un recorrido mas bien fugaz. Y repito: esto no significa nada, no le tengo manía de ningun tipo a Pokémon Go, me parece fantástico que la masa lo juegue y se lo pase bien, y no soy ningun amargado… simplemente, me encanta poner las cosas en contexto.

De hecho, que Pokémon Go haya subido el precio de las acciones de Nintendo es suficiente absurdo, algo solo asociable al hecho de que los mercados en nuestros días están compuestos por varios banqueros muy mal reportados que actúan de forma errática y con mas bien poco criterio. La fortísima subida de las acciones de Nintendo hasta duplicar su valor duró hasta que la propia compañia clarificó algo que estaba muy claro desde el origen para cualquiera que supiese investigar en Wikipedia: que Nintendo no había producido Pokémon Go, y que participaba en sus potenciales ingresos de una forma muy limitada. Rápidamente, las acciones de la compañia volvieron a caer, y la verdad se evidenció: Pokémon Go no era la resurrección de Nintendo, sino que precisamente apuntaba a todo lo contrario, un síntoma claro de que la reina de las consolas continua sin ser apto de adaptarse al planeta smartphone, y tiene que depender de que un 3° venga a poner en precio mediante licencias los activos que ellos no son capaces de capitalizar.

La fiebre de Pokémon Go es eso, una fiebre fugaz que se quedará, como comenté con Idealista News, en una simple moda pasajera que, de hecho, ya ha empezado a declinar. Que un videojuego experimente un patrón de fama tan veloz como el experimentado por Pokémon Go implica que las barreras de entrada son pocas o nulas, que el videojuego se termina con cierta velocidad, y que el aumento es inútil de mantener, como evidencian las tendencias de busqueda de Google. En el comercio norteamericano, el declive es ya evidente, y en el resto de mercados ocurrirá precisamente lo mismo. Dentro de poco tiempo, Pokémon Go será solamente el recuerdo de unos cuántos días de veranillo que varios pasaron dedicándose a jugar un videojuego ni siquiera modestamente innovador (al menos si habían jugado anteriormente a Ingress), sin más. Entre videojuego entretenido y innovacion tecnológica va un trecho importante, y esto de Pokémon Go, como he mantenido desde un principio, corresponde únicamente a lo primero. Que tampoco esta nada mal.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario