#POLÉMICO: PAUL GRAHAM: “Los que pretenden terminar con la desigualdad tendrían que terminar con los emprendedores y con las startups”

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Para Paul Graham, que las startups promuevan la desigualdad no tiene por qué ser malo. Otros piensan que sí.

Si le preguntasen a un ciudadano medio sobre cuál es la 1ª causa de la brecha entre ricos y pobres, posiblemente respondería que unos pocos amasan mas riqueza que la enorme mayoría.

Pero el programador, creador de Y Combinator —una incubadora de startups—, inversor de riesgo, multimillonario y autoproclamado guia espiritual de Silicon Valley Paul Graham cree que no.

Según él, la riqueza no es limitada, sino que se puede inventar y, aquellos que hacen riqueza —es decir, los empresarios y sus startups— son los que aumentan la brecha de la desigualdad.

Hasta aqui bien. Podría parecer una proclama que intenta hundir a los capitalistas con barba y sneakers que han sustituido a los antipáticos y agresivos directores de Wall Street. Pero no. De hecho, es una proclama en defensa del prototipo capitalista de Silicon Valley y de la desigualdad.

1. No es lo mismo desigualdad que pobreza

En un ensayo anunciado en los primeros días del año en su blog, Graham aseguraba lo siguiente:

— La desigualdad existe porque la riqueza se crea, no porque haya un reparto injusto de la riqueza limitada. Para Graham, la desigualdad solo esta provocada por los peones de la ambición. O lo que es lo mismo, los emprendedores: individuos que se diferencian del resto porque quieren ser ricas. Si los habitantes de un poblado talan árboles pero, de pronto, uno inicia a fabricar sillas con la madera de los árboles y las vende 5 veces mas caro de lo que cuestan los troncos, esta haciendo riqueza —general y personal— y, por ende, desigualdad con el resto. No es que uno sea mas rico por tener mas árboles que los demás.

— Los que pretenden acabar con la desigualdad tendrían que acabar con los empresarios y con las startups. O con la oportunidad de inventar riqueza. Según Graham esto es inútil porque si un país prohibiese “hacerse rico”, el peón de la ambición encontraría otro lugar donde inventar su startup, donde sí le dejen.

— El enorme dilema es que la totalidad confunde desigualdad con pobreza. Según Graham, acabar con la pobreza es algo positivo; acabar con la desigualdad no, sobre todo porque no se puede. E intentar la igualdad a través de las leyes sería un enorme fracaso que conduciría a todos a la pobreza.

2. Un metodo desigual es la unica solucion a la pobreza

Una encuesta realizada por Greg Berenstein —matemático y maestro en Silicon Valley— a miles de altos directores de industrias tecnológicas sobre el polémico experimento de Graham concluyó que la totalidad compartían los puntos de vista de su gurú:  

— Creen que hay que fomentar la igualdad de posibilidades sin embargo no la igualdad económica. La igualdad económica, para ellos, solo paraliza a la sociedad.

— Creen que unos pocos genios —los emprendedores— pueden producir un aumento economico que garantice una mínima calidad de vida para todo el mundo. Muchos de ellos, incluidos discípulos de Graham, están a favor de una renta básica universal. Pero la renta básica no implica romper con la desigualdad, sino con la pobreza. (De hecho, ¿quién se haría rico cobrando un sueldo básico?)

3. Una forma de lograr que el 90% que no es rico no se queje y pretenda ser como el 10%

El experimento de Graham y las opiniones favorables a sus tesis de sus amiguitos de Silicon Valley no tardaron en recibir un bombardeo.

Para los críticos, Graham solo quiso defender todo el videojuego de Silicon Valley y su fortuna personal. Y sí, es factible que Silicon Valley haya aportado mas a la sociedad que Wall Street. Pero en el pensamiento dominante del valle californiano, la idea de la redistribución no cae bien.

Estas son las ideas que se oponen a sus argumentos:    

— Que unos pocos se hagan ricos hace que los pobres se hagan mas pobres. Cuenta Jeff Berkovici, redactor director de Inc. en San Francisco, que el hecho de que haya mas ricos hace que suban los precios de un bien limitado como la vivienda. Si un pobre no podía pagar su vivienda, con la subida de precios que provoca el “crecimiento económico” bendecido por Graham, todavía menos. La brecha solo aumenta. Y si un pobre no puede pagar su vivienda, tampoco puede pagar su educación. Por tanto, es inútil que logre la igualdad de oportunidades. La movilidad social que prometen las startups segun Graham es, por tanto, falsa.

  La totalidad de startups, como dice la blogger feminista Holly Wood en Quartz, no generan riqueza, sino que fracasan. En lugar de producir riqueza, la consumen. Y, para que una startup triunfe, dice Wood, tiene que contar con financiación de masa como Graham. Es decir, los inversores deciden qué es preciado y qué no. Ellos deciden a quién le dan las tools para crear sillas de los árboles talados. Mientras, el resto de masa que continua talando árboles se queda abajo porque son “vagos”, o porque no quieren fabricar sillas.

— Para Graham, los únicos que contribuyen a reducir la brecha entre ricos y pobres son los empresarios que generan desigualdad. ¿Pero qué pasa con los profesores, científicos, etc., etc., etc.?

— Los defensores de la redistribución para acabar con la desigualdad no quieren acabar con las startups. Ezra Klein muestra en un capítulo en Vox que, de hecho, paises como Suecia, con sistemas de distribucion y con regulaciones que evitan que se amplíe la brecha de desigualdad tienen proporcionalmente mas startups que EEUU.  

Según el gurú, la solucion para reducir la brecha entre ricos y pobres sería que los pobres creasen Google® v.2.

Rafa Martí – PlayGroundfuente de la imagen

La entrada #POLÉMICO: PAUL GRAHAM: “Los que pretenden acabar con la desigualdad tendrían que acabar con los empresarios y con las startups” muestra 1° en Emprendedores: Startups, PyMEs, Tecnología, Inversión y Empresas.


Emprendedores: Startups, PyMEs, Tecnología, Inversión y Empresas



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario