Política y protestas: lo que vale y lo que no vale

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

El pasado 15 de agosto, saltó una novedad preocupante: el Departamento de Justicia norteamericano había destinado una orden de registro a una compañia de alojamiento web, DreamHost, demandando todos los documentos disponibles, incluidas direcciones IP, de los 1.3 millones de usuarios a la página DisruptJ20, que funcionó como aglutinadora de las marchas de protesta el dia de la toma de posesión del director Donald Trump en Washington.

Las notificaciones se encendieron inmediatamente, al tiempo que DreamHost anunciaba que apelaría la orden: ¿tiene algún sentido que el gobierno de un país democrático con libertad de expresión pretenda pedir documentos sobre los usuarios a una pagina de protesta contra su presidente?

Tras la respuesta de los tribunales, el Departamento de Justicia ha determinado retirar su petición, y explicar que no tenía ningun interes en los usuarios de la página, sino solamente en los que la hubiesen conseguido usar para coordinar protestas y acciones violentas. La retirada de la solicitud cree un éxito para DreamHost, que podría haber simplemente tratado el asunto de forma discreta y haber suministrado los documentos solicitados al Departamento de Justicia, sin embargo decidió resistirse y apelar la orden de registro por respeto a la privacidad de sus usuarios.

Que un director como Donald Trump intentase inventar un registro de disidentes o de individuos críticas con su gobierno entraría dentro de lo imaginable, y mas todavía después del fiasco que supuso la ceremonia de su toma de posesión, con cuya audiencia y asistencia parecía totalmente obsesionado. Sin embargo, las tareas de protesta o de contestación al gobierno son, como no podría ser de otra manera, totalmente legales en los Estados Unidos, y la idea de pedir los documentos de los usuarios a una pagina de protesta resulta directamente demencial. Durante la toma de posesión, que concentraron a muchos decenas de individuos en unas veinte acciones de protesta que habían solicitado los debidos permisos y que tuvieron lugar mayoritariamente de forma pacífica, pese a que se produjeron algunas acciones aisladas de violencia que dejaron como efecto el arresto de unas doscientas personas. Muy poco desembolso para justificar una acción como la solicitada en la orden de registro, en la que se solicitaba los documentos de todos los usuarios a la página, y que independientemente de las pretensiones de la administración, y se se convertía así en un claro exceso de celo en la exploración y en un claro maltrato de la superioridad gubernamental que evocaba las listas negras y las persecuciones políticas habituales en regímenes no democráticos.

Según el redactado del gobierno, la pagina web(www) no era sólo un medio para publicar públicamente la información de las protestas, sino además un medio para coordinar y notificar en privado a un clan de individuos entre cuyas pretensiones se incluía la planificación de acciones violentas. Tras las protestas de DreamHost, el Departamento de Justicia confirmó no haberse dado cuenta de la magnitud de su solicitud y de que abarcase a mas de 1.3 millones de usuarios, y confirmó estar atraído solamente en un diminuto y selecto clan de personas, una afirmación cuya veracidad ha sido lógicamente puesta en desconfianza por los juristas de la contraparte.

En la web, todo lo que hacemos queda recogido en algún fichero log. Solicitar documentos de esos ficheros para reconocer a los integrantes en una acción determinada es algo que tiene que justificarse muy bien en virtud de la importancia del delito presuntamente cometido. En política, al menos en paises con tradición democrática y separación de poderes, pedir los documentos de los usuarios a una pagina de protesta contra el gobierno, independientemente de que varias de esas protestas terminasen en varias acciones de violencia, es algo que tiene un aspecto directamente siniestro. Una vez más, uno de esos “pequeños fragmentos sin importancia” del impresionante – y esperemos que fugaz – paso por la Casa Blanca de un impresentable llamado Donald Trump…

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario