Políticos que no entienden la red

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Mi columna en El Español de esta semana se titula “El fallo de Theresa May” (pdf), y habla sobre la dirigente conservadora británica que acaba de visualizar esta noche como su adelanto electoral se traducía en una pérdida clara de votos y escaños que resulta en una circuntancia de “parlamento colgado“, y sobre su trasnochada visión con respecto a la seguridad.

Hay varios dirigentes políticos que pretenden adoptar una posición dura con respecto al terrorismo. Ese tipo de posiciones son habitualmente jaleadas por unos seguidores que exploran algún tipo de “magia”, de solucion a sus problemas de inseguridad ciudadana, de actitud de “hermano mayor que te protege”. El dilema es que ese tipo de respuestas duras, por mucho que algunos puedan pensar, no siempre son necesariamente las mas acertadas. Cuando además, esas supuestas medidas duras se convierten en una manifiesta pérdida de derechos de los ciudadanos, la cuestión se vuelve aún mas compleja, porque era exactamente esa pérdida de derechos, esa circuntancia de privación de libertades basicas y esa erosión de los derechos individuos lo que los terroristas pretendían conseguir. Si, para acabar de estropear el tema, varias de esas medidas no sirven para nada y muestran un desconocimiento total del funcionamiento de la red, la cosa completa por practicamente descalificar a un político. O debería.

Theresa May reaccionó al último atentado en el puente de Londres con un enough is enough y unas declaraciones en las que afirmaba que “si las leyes de protección de los derechos individuos interferían en el dominio del terrorismo, las cambiaría“. Unas declaraciones en tono rigido que pretendía que sirviesen para elevar su popularidad, en la linea de otros tantos políticos británicos famosos por adoptar posiciones duras en instantes difíciles. Sin embargo, las ideas de Theresa May tienen un problema: el 1° y mas evidente, que las cosas no terminan cuando la política de turno dice “enough is enough”, sino cuando se exploran respuestas auténticas y reales a los problemas. Es muy factible que el dilema vigente no tenga una solucion clara, o inclusive que se este planteando en esos terminos por vez 1ª en la historia, sin embargo lo que decididamente no va a solucionarlo es el enésimo intento de maximizar la supervisión y el dominio en la red.

Nunca en la historia hemos vivido un instante en el que las tacticas de los terroristas experimentasen una disminución tan brutal de las barreras de entrada. Las necesidades de comunicacion y coordinación para llevar a cabo un atentado terrorista hoy son absolutamente mínimas: la acción puede llevarse a cabo con un simple automóvil alquilado o robado, con un cuchillo de cocina o hasta con un martillo. Esta tactica de “terrorismo low cost” convierte en inútiles varias de las tacticas de dominio utilizadas hasta el momento, y decididamente, hace que cualquier idea de supervisión sobre aquellos que tienen en su home un cuchillo de cocina o un mazo sean directamente ridículas, porque todos tenemos uno y sabemos, eventualmente, como utilizarlo. No es exacto entrenamiento ni coordinación alguna para empotrar un coche contra una multitud o para liarse a martillazos con un policía, y tratar de ejercer un dominio sobre ello sería directamente absurdo, también de, en caso de intentarse, suponer una pérdida injustificada de libertades para todos los ciudadanos.

Con la red pasa absolutamente lo mismo: pretender manejar lo que circula por la red o exigir puertas traseras a las programas de comunicacion es directamente estúpido, algo que solo se le ocurriría a quienes no entienden la red. Simplemente, no funciona para nada, y en cambio, genera una erosión totalmente inaceptable en las libertades y derechos de los ciudadanos. No funciona para nada, en 1° lugar porque la gama de tools y métodos de comunicacion cifrados de forma inaccesible a disposición de los terroristas es ilimitado, y en segundo, porque realmente, para la comunicacion que exigen de cara a la preparación de un atentado, podrían llevarla a cabo mediante respuestas de tan baja tecnología como palomas mensajeras o señales de humo. Mientras May y los suyos se dedican a presionar a las compañías tecnológicas para que les entreguen puertas traseras que debilitan la protección de sus productos y que acabarían inexorablemente en manos de delincuentes, los terroristas seguirían comunicándose mediante una llamada de teléfono, un grito o una piedra lanzada a una ventana. La idea de “controlar internet(www) para prevenir el terrorismo” no tiene sentido, y revela, además, un nivel de ignorancia brutal. Y como bien decía el enorme y tristemente fallecido Aaron Swartz, “ya no es apropiado no comprender como funciona internet”: la disculpa de que esas tecnologias no existían cuando tú naciste o estudiaste ya no funciona, no te excusa de nada. Si eres político, teneis que comprender que internet(www) se ha transformado en un elemento central de la vida que no podrias permitirte ir por el planeta tomando decisiones sin comprender como funciona, porque eso te convierte, como mínimo, en un peligro. 

Theresa May y todos esos políticos que no entienden la red son parte de una generación trasnochada de dirigentes que deberían pensar en jubilarse o en dedicarse a otra cosa con menores niveles de responsabilidad sobre la vida de los ciudadanos. O, por qué no, en estudiar un poco y aprender, que no es tan difícil ni tan implanteable, varios directivos de edades similares a la de Theresa May lo crean constantemente. La solucion al terrorismo podrá venir de varios sitios, sin embargo nunca vendrá de un incremento en el dominio de la red. Eso solo funciona para vigilarnos a los que no somos terroristas. Con esas estrategias, el miedo siempre gana.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario