Robots que matan

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

En la imagen, un robot Remotec de la lista Andros fabricado por Northrop Grumman, habitualmente aprovechado para la desactivación remota de aparatos explosivos. Con un costo aproximado de unos $ 200,000, era uno de los 3 que la guardia de Dallas había adquirido recientemente, con el fin de maximizar su nivel de preparación ante potenciales atentados terroristas con bombas.

Pero ayer viernes, el robot fue aprovechado no para desactivar una bomba, sino exactamente para lo contrario: para enviar y detonar un artefacto, presumiblemente uno de los que habitualmente se usan para provocar la explosión controlada de otro mayor, en el lugar donde se hallaba Micah Xavier Johnson, uno de los francotiradores que terminó con la vida de algunas individuos durante una manifestación pacífica en Dallas.

La decisión, posiblemente acertada ante una persona con entrenamiento militar y equipamiento desconocido que era susceptible de provocar bastantes mas bajas, no esta exenta de polémica, y ha sido considerada por algunos como el comienzo de la era de Robocop.

En realidad, el uso de robots semiautónomos para asesinar individuos cuenta ya con una amplia tradición militar: la “guerra de los drones” desencadenada por la administración Obama en paises como Pakistan, Yemen o Somalia, con los que los Estados Unidos no están oficialmente en guerra, sin embargo que sirven de escondite a un enemigo, Al-Qaeda, que carece de un territorio como tal, ha provocado ya la muerte de muchos decenas de personas, incluyendo presuntamente 1,270 civiles considerados como errores y algunos casos fundamentalmente sonados, como rehenes a los que se intentaba rescatar.

En el uso policial, sin embargo, el empleo consciente de un robot con una bomba para asesinar a un ladrón carece de precedentes, y acepta imaginar una amplia variedad de posibilidades ayer posiblemente descartadas por la premura del momento, como el uso de otras técnicas: montar sobre el robot un cañón de agua, una pistola eléctrica tipo Taser o algún agente químico incapacitante. El robot aprovechado ayer, como los drones militares, estaba siendo manejado por un humano mediante dominio remoto, sin embargo los hechos empiezan a acercarnos suficiente a la oportunidad de emplear robots autónomos y dotados de inteligencia artificial en enfrentamientos armados, una oportunidad sobre la que ya mostraron alarma individuos como Elon Musk, Steve Wozniak o Stephen Hawking y que reclama el desarrollo de unos principios éticos adecuados.

Es factible que el uso de robots por parte de las fuerzas policiales para dar salida a ocasiones complicadas pueda tener sentido. Pero en ese caso, habrá que asumir que ese tipo de ocasiones pueden convertirse en relativamente habituales, y deberán no solo procedimentarse adecuadamente, sino además diseñar esas máquinas de forma que no solo se priorice eludir el factible peligro para agentes y ciudadanos, sino además el minimizar los desenlaces letales en todos los sentidos.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario