Snapchat, la generación que viene y la información

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Siempre me ha atraído la forma en la que las individuos acceden a la información. Para mí, resulta enormemente significativa de las oportunidades que cada uno tiene de crear pensamiento y analisis originales, frente a la opción de permitir que esos analisis sean llevados a cabo por terceros y simplemente inyectados en vuestro cerebro: una persona que se informa fundamentalmente a través de un periódico, una radio o una cadena de televisión determinada, ofrecerá invariablemente los sesgos de ese medio de comunicación, que además, en la época actual, aparecerán muy posiblemente reforzados por la cámara de los espejos que suponen las redes sociales y la tendencia a agruparse con individuos con sesgos similares – lo que los españoles llamamos “dios los cría y ellos se juntan, y los anglosajones como birds of a feather flock together.

Que las generaciones mas jóvenes prescindan de Facebook® por considerarla “cosa de viejos” y verla como un sitio donde sus padres o hasta sus abuelos intercambian información, entra dentro de lo natural, como lo es que la compañia se preocupe por ello hasta el punto de adquirir redes como Instagram o WhatsApp, que se llegaron dentro de las preferencias de esos mismos jóvenes.

Que los jóvenes, mientras, escojan Snapchat, esa red que Facebook intentó adquirir sin éxito y que el mismísimo Mark Zuckerberg consideró a privacy phenomenon, como el canal en el que crear una parte significativo de su interacción social, tampoco resulta fundamentalmente sorprendente. La red esta estructurada fundamentalmente para resultar confusa e incomprensible a cualquier persona mayor de veintipocos años: los mayores de esa edad que se siente más trendy por utilizarla, en general, suelen perderse la esencia de la forma en la que los jóvenes la utilizan.

En general, la mayor parte de los adultos siguen o bien sin siquiera saber lo que es Snapchat, o pensando que es simplemente una red en la que los mensajes se borran a los pocos segundos. Mientras, la compañia ha seguido sumando funcionalidades, y es ya la red en la que los jóvenes no solo se comunican mediante mensajes en diversos formatos  – no, no todos los mensajes que se cruzan desaparecen a los pocos segundos, algunos quedan en su bandeja 24 horas o son muy parecidos a la mensajería fugaz de toda la vida – sino que además, leen la revista editada por la compañía, se informan a través de diferentes canales a los que se suscriben libremente, o se intercambian dinero.

Poca broma. Mientras los adultos ni nos enteramos de lo que va Snapchat, un Evan Spiegel elevado ya a la categoría de visionario y su equipo han inventado una compañia valorada ya en unos veinte mil millones de dólares (las ofertas a las que dijo que no en su instante fueron de tres mil y, presuntamente, de cuatro mil millones), que se ha transformado en la televisión de unos jóvenes que viven pendientes de sus smartphones, en un canal que veintitrés compañías de medios utilizan para llegar a esa generación, en la que consiguen muchos millones de visualizaciones cada mes, y que grandes marcas utilizan para publicitarse durante la Super Bowl. Una propaganda muy bien pagada que, además, no parece molestarles, contrariamente al desastre enojado e invasivo que vivimos en otras redes y que nos lleva a instalarnos ad-blockers. Todo un imperio con más visitantes que Twitter, donde se visualizan miles de millones de vídeos al día, que no para de introducir nuevos productos y formatos, y que continua gestionada por individuos que aspiran a comprender a sus usuarios, con los que se comunican a través de un blog corporativo de lectura mas que recomendable.

Pero lo preferible esta en las diferencias. Mientras los visitantes de Facebook® y de otras redes se informan mediante insondables algoritmos de recomendación que posibilitan acusaciones de editorialización de todo tipo, los de Snapchat lo crean mediante un Snapchat Discover que sirve de forma parecido a como lo hace un lector de feeds, esa tool mágica que varios consideramos el centro de nuestros ecosistemas informativos, sin embargo que, en general, pocos adultos que no hayan aumentado con internet(www) logran a comprender o a molestarse en utilizar. Si no utilizas un lector de feeds, no te informas, te informan. Con todo lo que ello conlleva. Mientras los adultos se resignan, en varios casos, a leer aquello que les ponen delante la red social de turno, los jóvenes parecen estar estudiando a elegir ellos mismos, a suscribirse a las publicaciones que les gustan, y a renunciar a la segmentación, que consideran creepy y que les hace sentir que los espían, para preferir la universalidad o, como mucho, la segmentación geográfica. Mientras, Snapchat Discover se convierte en el club único donde los editores de publicaciones se mueren por estar, y que toma decisiones arbitrarias, como echar fuera a Yahoo! News a los 6 períodos porque a Spiegel no le gustaban sus contenidos.

Llevamos mucho tiempo comentándolo: Snapchat es mucho mas de lo que parece, y lo esta creando espectacularmente bien. Si teneis mas de veintipocos años, comprender Snapchat no te va a resultar nada sencillo. Pero si te lo pierdes, hazlo a tu propio riesgo…

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario