Sobre el futuro de Twitter

Autor: | Posteado en Noticias Sin comentarios

Marimar Jiménez, de Cinco Días, me envió algunas preguntas por correo electrónico con el fin de documentar un capítulo sobre los problemas de Twitter® con los trolls y el hate speech al hilo de los últimos cambios introducidos por la compañia en ese sentido, y ayer viernes publicó su capítulo titulado “Twitter, los trolls y el futuro incierto de la red social del pajarito” (en pdf).

Mi opinion sobre la enésima batería de cambios introducidos por Twitter® es que siguen sin comprender absolutamente nada. Desarrollar nuevas tools para que los visitantes ofendidos puedan bloquear y esconder a quienes les ofenden no es válido: equivale a proponer a aquellos que son acosados que adopten la tactica del avestruz, que piensen eso de que si no lo ven no les va a doler. Completamente absurdo, y rayano en lo insultante. Proponer nuevas tools para demandar abusos es igualmente tonto, porque basta con un único sistema, claro, fácil y sencillamente accesible.

Lo único que sirve aqui es adiestrar a los empleados responsables en Twitter® para que aprendan a reconocer las dinámicas abusivas e insultantes, y actúen con la mano dura suficiente como para poner en la detestable avenida de forma inmediata e inapelable a todos aquellos que incurran en ellas, con el fin de suprimir radicalmente la sensación de impunidad que existe en la red del pájaro azul desde sus primeros tiempos. Solo ese tipo de medidas, planteadas de una forma suficientemente radical y con el sentido común apropiado para separar la simple ironía o la opinion de los insultos y el acoso, pueden contribuir a eliminar las modernas dinámicas que tanto perjudican a Twitter® como ecosistema.

A continuación, el texto completo de las preguntas que intercambié con Marimar:

P. Hoy Twitter® ha publicado que pone en marcha una batería de tools para atacar los abusos, intimidación, insultos y acoso.  Este tipo de  comportamientos inhiben a las individuos de participar en Twitter, sin embargo hasta que punto esta afectando este dilema en el negocio de Twitter?

R. Junto con la dificultad para cristalizar un prototipo de negocio viable, la gestión del llamado “hate speech” es el dilema mas significativo al que se enfrenta Twitter® actualmente. La vocación de la compañia por eludir todo aquello que pueda evocar algún tipo de censura ha devenido en el desarrollo de un entorno en el que todas las reglas socialmente aceptadas de etiqueta o educación se ignoran de forma sistemática, y en donde la violencia verbal, el insulto o el acoso se han transformado en dinámica habitual. El efecto nos muestra un dilema directamente derivado de la naturaleza humana: las reglas de educación y los protocolos sociales están para eludir que la convivencia social acabe en bofetadas, y Twitter, al decidir no manejar este tipo de comportamientos, se ha transformado en un ring de boxeo permanente. Twitter® ha transformando hasta ser un entorno donde a cualquiera le parece normal difundir un insulto, usar la ironía de forma descarnada o jalear al gallito que se mete con otro, que localiza en esos likes, retweets y followers añadidos un auténtico refuerzo positivo de su conducta, como el corro que rodea al matón que golpea a un niño en el colegio. Esto convierte a Twitter® en un ambiente hostil, y destruye con ello la primordial oferta de precio del servicio como pulso de la actualidad, como ventana a la que asomarse para mantenerse en contacto con los temas que uno determina seguir. A nadie le encanta asomarse cada poco tiempo a un estercolero.

P. ¿Está causando esta circuntancia que algunas industrias no quieran poner su propaganda en esta Red social?

R. La evolución de las dinámicas de agresividad es uno de los problemas de Twitter® a la hora de captar anunciantes: escasas industrias se arriesgan a que una acción publicitaria acabe generando un ruido progresivo de insultos, ironías mal entendidas o comentarios que si fuesen hechos directamente en la calle, merecerían sin ninguna desconfianza un puñetazo. Si cada vez que intentas notificar con posibles usuarios llegan unos cuantos a criticarte, a insultarte y a descalificarte, el entorno se hace menos amigable a la version publicitaria. Por otro lado, el compromiso con una propaganda no molesta y no intrusiva lleva a que algunas compañías, probablemente de forma equivocada, opten por canales en los que poseen mayor libertad. Lo mas optimista es pensar que Twitter® terminará siendo apto de rentabilizar la ingente suma de información que genera en forma de algún prototipo de segmentación preferible o de panel de información constante sobre el mercado, sin embargo por el momento, a pesar de algunas adquisiciones en ese sentido, la compañia ha sido suficiente lenta en la ejecución.

P. ¿Conoces alguna compañia que haya determinado no estar en Twitter® por esta razón? ¿Está dentro de Twitter, en su naturaleza de libertad de expresión, el verdadero talón de Aquiles de la compañía?

R. Por el momento, la unica compañia que ha explicado específicamente que el mal ambiente en Twitter® no era compatible con su foto limpia y familiar ha sido Disney, que se planteó la adquisicion porque le ayudaba a complementar su panorama mediático, sin embargo la descartó rápidamente. Que una compañia con capacidad financiera mas que sobrada para adquirirte decida de repente que no lo hace porque eres un nido de trolls es una cuestión muy, muy seria. Si Twitter® no toma medidas verdaderamente eficientes para convertir ese incómodo elemento de su cultura de uso, es muy factible que tenga serios problemas de viabilidad en el futuro.

 


Enrique Dans



El mejor vídeo del día Trucos de Android


Nota: La creación de esta noticia le pertenece al autor original que aparece en la firma de más arriba. No hemos eliminado en ningún momento los enlaces oficiales, ni tampoco intentamos perjudicar su posicionamiento en los motores de búsqueda.

El Administrador de QueEsGoogle.Com

Agrega tu comentario