Empresas como 23andMe ayudan a la masa a estudiar sobre su configuración genética, sin embargo ahora los inversionistas apoyan un giro en tendencia: pruebas genéticas para perros. La startup Embark Veterinary hace factible que los dueños de mascotas, veterinarios y criadores conozcan sobre la ascendencia y riesgos de enfermedad