Se murió un Ingeniero y se fue a reportar a las puertas del Cielo. San Pedro vio su archivo y le dijo: – !Ah, eres ingeniero!, Estas en el lugar equivocado. De modo que el Ingeniero se fue a tocar la puerta del infierno. Le dieron alojamiento inmediatamente. Poco tiempo paso y el