Como dijo Niezche los métodos son la mayor riqueza del hombre. Es el acelerador del aprendizaje. Las nuevas tecnologias generan resistencias. Sócrates creía que la lengua escrita perjudicaría la memoria y en el siglo XV, la imprenta disparó otra alarma.  Fueron los monjes benedictinos, que obtenían ganancias por copiar