Ganarse la confianza del cliente es labor complicada y sobre ella hemos mencionado largo y tendido; siendo producto de tal circunstancia que hoy, no enfatizaremos en los conceptos de credibilidad, aceptabilidad, percepción y demás; sino que nos limitaremos a evidenciar a través de la mención de una serie elaborada