Si les preguntase sobre las habilidades de los empresarios tendría una avalancha de respuestas. Constancia, tenacidad, creatividad, liderazgo, novedoso y miles de calificativos mas integrarían la lista, sin embargo difícilmente casi nadie diría “Espíritu de acero inoxidable” El espíritu de acero inoxidable no significa aguantar los trompazos que tiran