Desde la primavera de 2015 España cuenta con la llamada Ley de Segunda Oportunidad una medida que promete a los particulares la oportunidad de “olvidar” las deudas que habían contraído en una destreza experto que terminó en fracaso y que no pueden asumir. Con esta ley se equiparan los