España es un país rico en variedad; durante las fiestas populares, en algunos sitios se toca la guita y las castañuelas, mientras que en otros se crean torres con personas o se visten de enormes y cabezudos o se corre delante de los toros. En la gama esta el gusto.