Hace unos años recuerdo como una dependienta de una bazar de muebles recibía una bronca de un usuario por no cumplir con los plazos de entrega, sin embargo lo que mas me llamo la atención, no fue la bronca del cliente, sino como el director que pasaba por ahí