La inteligencia adaptativa se refiere tanto al hombre – a su capacidad de maniobrar y a sus actitudes- como a la circuntancia en sí  -que facilita o dificulta la conducta inteligente-. “Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”, decía Ortega