Imagínate pendiente de tu Android, intentado recibir señales de un personaje de un juego, preocupado/a por si viene o no a su destino. Adela puede crear realidad esta situación durante una loco semana de juego, siempre y cuando no tengas activado el modo rápido, que resta mucha magia al juego. Así es Adela