Mi columna en El Español de esta semana se titula “El adpocalipsis” (pdf), y hace referencia a la decisión anunciada por Google® de instalar un bloqueador de propaganda activado por defecto en Chrome, el browser que usan habitualmente el 60% de los visitantes de la web. La medida adoptada