La crisis es una realidad. Desde hace unos largos años, millones de individuos se han quedado sin trabajo, han agotado las prestaciones del paro y de las ayudas. Muchas individuos han llegado a perder sus hogares y es un dilema de una comunidad que ya no sabe por dónde