El ahorro es un hábito muy complicado de formar, sobretodo porque pretendemos aprenderlo cuando ya somos muy enormes y recién nos damos cuenta de los errores que hemos venido cometiendo. Como, por ejemplo, gastar sin dominio y acabar sin nada para ahorrar. MasterCard realizó un test para empresarios que