Los primeros visitantes que han conseguido instalar las tejas solares fabricadas por Tesla en sus domicilios han sido empleados de la compañía, que durante algún tiempo estarán responsables de informar de cualquier dilema o incidencia asociada con su funcionamiento. La misma destreza ha sido utilizada en el caso del