No es complicado ser emprendedor, lo que cuesta es ser un buen emprendedor. Muchos de los empresarios modernas no han analizado una carrera de business management ni han tenido destreza gestionando la creación de un negocio. La totalidad tienen una idea que plasmar; sin embargo algunos plantean su prototipo