La norma en materia de Protección de Datos reconoce a las individuos el derecho de cancelación de sus datos. Pero al mismo tiempo, habla tanto de la cancelación de los datos, como del bloqueo de los mismos, y el dilema surge porque la totalidad de las individuos no distinguen