El crowdfunding – financiación colectiva – ya no es enorme novedad. Materializados en proyectos que llegan en portales como Kickstarter o Indiegogo, decenas de individuos exhiben sus ideas ante el mundo, aguardando lograr donaciones para cumplir estos sueños. De este proceso hemos visto surgir exitosos productos como el Pebble – producto