Cada cuatro años las luces de las tribunas se encienden, la pelota rueda y para este año, millones de espectadores van a tener los ojos puestos en Rusia. Durante semanas llenas de emoción, la vida cotidiana se teñirá con los colores de los equipos dando lugar a vivencias distribuidas