A principios del año pasado, Dropbox® no tuvo problemas para impulsar su valoración de 4.000 millones a 10.000 millones de dólares, transformando así a su consejero delegado en uno de los nuevos multimillonarios de Silicon Valley, por lo menos sobre el papel. Sin embargo, la euforia ha comenzado a