La forma en que las individuos compran cambia constantemente y, por lo tanto, además debe realizarlo la forma en que las industrias venden. Hoy, los consumidores son los mejores vendedores y el sitio web es el preferible representante; mañana, quiza exista un tiempo de vida del usuario totalmente automatizado