Detrás de cada libro hay un proceso único y satisfactorio en el que los escritores pasan por el difìcil proceso de llevar una buena idea a la realidad. A los lectores, nos queda el preferible de los caminos: el de enfrentarnos a las historias ya escritas, imaginadas, a esos